Buenavida

De viernes negro a viernes verde

Un consumo responsable y amigable con el medio ambiente es posible incluso en Black Friday. Te damos algunas recomendaciones para lograrlo.

Comprar en forma consciente es posible.Archivo

Hacer un consumo más sostenible es posible incluso en fechas como Black Friday. Para ello deberás empezar por reflexionar lo que realmente necesitas en casa y que será vital que compres en esta época. 

Una vez realizado este análisis, lo siguiente será descartar de la cesta aquellos productos que sean de un solo uso. También deberás evitar el consumo excesivo de envases y fundas plásticas.

Estas son algunas ideas que se nos ocurren:                                 

Muévete responsablemente: Ciudades con grandes densidades de población trabajan para impulsar el uso del transporte público y de los vehículos menos contaminantes. Quizá sea hora de comprar una bicicleta. Permite una movilidad limpia con desplazamientos largos dentro de la ciudad.

Crea huerto en casa: Si tienes una terraza, patio o un balcón, puedes aprovechar las ofertas para adquirir los productos necesarios para cultivar todo tipo de verduras en casa: sustratos, semillas, herramientas y todo lo necesario para convertirte en un hortelano de ciudad.

Dale una segunda oportunidad a la ropa que ya no usas: ¿Qué tal si organizas tu propio Black Friday? Si tienes ropa y accesorios que ya no utilizas, una buena idea puede ser que les encuentres nuevos dueños. Aprovecha la fecha para hacer una limpieza de tu armario y para crear tus propias ofertas.

Compra tecnología con garantía: Si vas a comprar tecnología, que no sea descartable. Compra teléfonos que te aseguren por lo menos dos años de vida útil, televisores que no ofrezcan menos de cinco y refrigeradores que prometan por lo menos seis. Siempre pregunta por la garantía.

Reduce los pedidos a domicilio: Contempla la posibilidad de que los envíos de tus compras estén relativamente cerca, esto reducirá las emisiones de carbono asociadas a tu compra y tu conciencia estará un poquito más limpia.