Buenavida

Vero Banchón: “Mis diferencias son mis fortalezas”

Esta modelo empieza a pisar fuerte en la esfera fashionista. Fendi y Bloomingdale’s son dos de las marcas con las que trabajó durante la pandemia.

Vero Banchón
Vero Banchón está agenciada por Talent Model Management.cortesía Roberto Pacurucu

Años atrás, ser una modelo no le interesaba. No conocía nombres de diseñadores, ni compraba revistas de moda.

Hoy en día, Verónica Banchón representa a la nueva generación de modelos que, alejadas de los viejos cánones que priorizaban a mujeres rubias, imponen nuevas formas de belleza. “Mis diferencias son mi fortaleza”, dijo en diálogo con SEMANA. Eso le exige tener siempre listos el pasaporte, la maleta y las Polaroids de su familia, para llevarlos consigo donde las marcas más top la llamen.

El modelaje como crecimiento

Vero, como le dicen quienes la conocen, creció en la zona agrícola de Samborondón, un ambiente lleno de verdor y aire puro. Aquel lugar era su todo. Sin embargo, en la adolescencia, una vez que se mudaron a vivir a la zona urbanizada del cantón, empezaron a decirle que tenía condiciones para el modelaje. “Empecé a los 16 años con un proyecto universitario de un amigo de mi hermano Alberto. Él necesitaba una modelo para un book que debía presentar en Argentina y me pidió ayuda”, recordó. Con aquel fotógrafo, George Ramírez, fueron sus inicios y dejó la timidez de lado a la hora de posar.

“Antes tenía una personalidad muy tímida, pero el modelaje me ha dado la oportunidad de experimentar nuevas facetas, en el sentido de no tener miedo de mostrarme como soy”.

Es así que a corta edad empezó en la escena fashionista local y de a poco pasó a ser modelo de marcas emergentes y también de otras ya posicionadas, como Sensi Studio, Fabrizio Célleri, Mónica Campaña, entre otras, que caían rendidas ante sus rasgos diferentes y estilo al posar. “Me gusta sacar provecho de lo que otros ven diferente, porque eso es lo que a mí me identifica”, comentó.

En la escena internacional

Ella no conocía Europa, pero había visto los trabajos de sus compañeras de modelaje en el exterior y eso la ilusionaba. Un deseo aparentemente inalcanzable que se hizo realidad cuando menos lo esperaba.

La aventura empezó a los 19 años en Guayaquil, cuando logró captar la atención en un casting realizado por la agencia internacional Talent Model Management. A raíz de eso, ellos deciden representarla y la animan tiempo después a probar suerte en Londres. Un comienzo incierto porque viajó en plena pandemia.

Vero Banchón
Vero Banchón tiene 21 años.cortesía Roberto Pacurucu

Allá permaneció alrededor de tres meses y tuvo que convivir en una casa con doce modelos de otros países. “Se sentía mucha hermandad y para mí fue un tiempo de mucho crecimiento. Mientras estuve en esa ciudad pude hacer pequeñas campañas, hasta que me llamaron para que viaje a Dubái”.

Con una capacidad camaleónica para desenvolverse ante la cámara, participó en producciones para marcas como Bloomingdale’s y Fendi, aunque tampoco se pudieron resistir a ella representantes de la moda low cost, como Mango, Topshop, entre otros.

“Desde Dubái se fotografían y graban las publicidades para la mayoría de firmas. Aprendí mucho al trabajar con ese equipo, tienen todo boceteado y estudiado antes de las fotos. Se siente que todo es muy profesional, considerando que se trabajó durante la pandemia. Estos diseñadores se fijan en las latinas por la presencia que marcamos”.

fendi vero banchón
Campaña para Fendi.cortesía

Es así que su tez trigueña, cabello oscuro, pómulos marcados y cejas pobladas destacan a primera vista en los editoriales para los que ha trabajado.

Entre sus aspiraciones, confesó que quiere desfilar o posar para la marca francesa Jacquemus. “Es mi sueño abrir o cerrar la pasarela de esa firma”.

Su imagen, su marca

Mientras fluía la conversación destacó que siempre vuelve a sus raíces y acompañada por su familia. “Soy una chica normal, a la que le gusta lo sencillo de la vida”.

Además, comparte su tiempo con clases de Marketing y Comunicación, que aplica en su actividad como modelo; de ahí el por qué su nombre empieza a ser una marca a la cual los diseñadores empiezan a estudiar.

En ella también resalta cómo nutre su parte espiritual. “En Londres tuve una compañera de Mongolia, y con ella pude adentrarme un poco al yoga. Y desde mucho tiempo atrás tengo la costumbre de decretar mis metas”.

Vero Banchón
Retrato de Vero Banchón.Cortesía Roberto Pacurucu.
Stefania Macchiavello

Stefania Macchiavello, palpita por la sustentabilidad

Leer más

Es así como Vero va consolidando su carrera. Con tan solo 21 años de edad, 1,72 metros de altura y sin el estereotipo de belleza cliché, demuestra que cuando se rompe el molde sí se puede ser elegida por los más grandes de la moda.

Sus favoritos

  • Cómo se cuida: En Londres me hice vegetariana y desde entonces mantengo esa alimentación.
  • Actividad física: Prefiero hacer ejercicios en casa, soy muy apática con los gimnasios. Y tengo mis rutinas y herramientas para mantener tonificados mis músculos.
  • Sus referentes en el modelaje: Kaia Gerber y Vittoria Ceretti. Con esta última me identifico porque no necesita mostrar lujos.
  • Su secreto de belleza: El ‘make up no make up’. Me gusta que mi rostro se vea natural.

Personal

  • Tiene 21 años.
  • Estudia la carrera de Marketing y Comunicación.
  • Esta agenciada por Talent Model Management.