Buenavida

Teatro Sucre: 30 Bosquejo, reflexionar sobre el dolor

Treinta mujeres de distintas generaciones se unieron  para montar una obra que ahonda en la feminidad, la maternidad, el hogar y el encierro.

30 bosquejo teatro sucre
Ensayos de la obra.cortesía: teatro sucre

“Hay superficies ásperas. Cementos. El cemento del calabozo del fondo. Perfecto para limar hueso. Raspar y raspar”, relata Alicia Kozameh. En aquel momento, la escritora argentina, hoy radicada en Estados Unidos, se encontraba presa en un sótano de una Prefectura de Policía en Rosario, Argentina.

Marcelo Beltrán

Marcelo Beltrán, el hombre de la ópera

Leer más

Junto a ella, había otras mujeres jóvenes, y también madres y abuelas. El desgarrador relato de esa época convulsa y cruel, lo plasmó en ‘Bosquejo de alturas’, un breve texto fragmentado que recoge el dolor y la resiliencia de las treinta presas y su lucha por sobrevivir.

Años tras su publicación, la dramaturga francesa Sylvie Mongin-Algan dio con él. La historia tocó un nervio sensible, y decidió llevarlo a las tablas en un formato inusual: realizando talleres tomando como base los problemas dramatúrgicos, políticos y sociales del cuento, y dándole voz a distintos grupos de mujeres, no todas actrices.

La catártica puesta en escena se llevó a cabo por primera vez en Francia, y su éxito fue tal, que Mongin-Algan decidió llevarla a Chile, México, Uruguay, Brasil y Argentina, donde realizó la residencia con apoyo de directoras locales.

El proyecto, titulado ‘30, bosquejo’, ahora arriba a Ecuador, donde Gabriela Alarcón y Julia Silva aceptaron el reto de aterrizarlo y montar la obra.

“La metodología es que alguien que ha participado previamente en el proyecto lo dirige con alguien local, en este caso yo, que soy la productora y codirectora”, comenta Silva.

30 bosquejo teatro sucre
"La obra se crea en conjunto y las voces de las mujeres participantes se suma al texto".cortesía: teatro sucre

  • Una pieza que reúne experiencias

Llevar a cabo ‘30, Bosquejo’ fue un reto, acepta la artista. “La obra se crea en conjunto y las voces de las mujeres participantes se suma al texto. Ahora, nosotros como país no hemos tenido el tipo de dictadura que vivió Argentina, Chile o Brasil, entonces esas experiencias no son aplicables a lo que hacemos; sin embargo, es un tema que suscita otras discusiones”, señaló.

Te podría interesar: Las mujeres detrás de ‘La divina papaya’

Para montar la puesta en escena, las codirectoras lanzaron una convocatoria para una residencia en el Teatro México, como cocreación con la Fundación Nacional Teatro Sucre. A este se sumaron actrices jóvenes graduadas de la Universidad Central del Ecuador, actrices invitadas y mujeres de la tercera edad del barrio Chimbacalle.

“El objetivo es unir generaciones y preservar las historias de las mujeres ecuatorianas, y que estas voces cuenten una historia sobre resiliencia, sueños, unión, feminidad, amor y valentía. La idea es crear un solo cuerpo que habla”, dice Silva.

Durante 15 días, las participantes han discutido el texto, sumado sus propias experiencias al texto y han compartido ejercicios de movimiento y expresión corporal.

Entre el 1 y 2 de septiembre, el montaje final se exhibirá al público. 

30 bosquejo teatro sucre
"Ha sido una integración muy rápida y han mostrado muchísima disponibilidad para el trabajo escénico".cortesía: teatro sucre

  • Vivir en el encierro 

Mientras las artistas jóvenes aportan a la obra con su experiencia, las actrices mayores, provenientes de Chimbacalle, aportan con su experiencia de vida. “Es difícil para ellas identificarse con los horrores de la dictadura, pero no con el encierro”, comenta Silva. “Muchas de ellas han podido relacionar el texto con sentirse encerradas en el hogar, en los roles de género, en las imposiciones del machismo y la maternidad. Otras con los encierros generado por el paro o el confinamiento”.

Las adultas mayores se sumaron a la propuesta a través de los grupos ‘sesenta y piquito’ del Cabildo capitalino. Algunas tenían experiencia en obras comunitarias, pero la mayoría llegó atraídas por la historia. “Ha sido una integración muy rápida y han mostrado muchísima disponibilidad para el trabajo escénico”, comenta la directora.

CARAPUNGO

El ‘Sucre Viajero’ alista un show en Carapungo

Leer más

  • Actividades paralelas

La directora francesa Sylvie Mongin-Algan y la codirectora Gabriela Alarcón estarán en el país para el estreno de la obra final. A la par, estas ofrecerán diálogos y talleres con el público, relacionadas a la puesta en escena de lo literario y de abordar los procesos creativos.

El próximo martes 29 de agosto, Mongin-Algan dará un conversatorio sobre el texto ‘Bosquejos de altura’ y los resultados del trabajo sobre este texto a lo largo de los años y el proceso de residencias. Esta se llevará a cabo a las 19:00 en el auditorio de la Alianza Francesa, Quito, ubicada en las calles Eloy Alfaro y Bélgica. El ingreso es libre. 

¿Quieres acceder a todo el contenido de calidad sin límites? ¡SUSCRÍBETE AQUÍ!