Buenavida

Seis mitos sobre el VIH/SIDA, desmentidos

En el marco del Día Mundial de la Lucha contra el Sida, EXPRESO consultó con un experto sobre las conjeturas que aún giran en torno a la misma

sida
El país está alineado al objetivo 90-90-90, que busca erradicar la enfermedad en 2020.CANVA

Cada 1 de diciembre se conmemora el Día Mundial de la lucha contra el VIH/SIDA. 

Sida

Una docena de países no tiene acceso a retrovirales para pacientes con VIH

Leer más

La Organización Mundial de la Salud define al VIH como el “Virus de Inmunodeficiencia Humana” (VIH), que infecta a las células del sistema inmunitario, alterando o anulando su función. La infección produce un deterioro progresivo del sistema inmunitario, con la consiguiente «inmunodeficiencia».

Los primeros casos de VIH en el Ecuador fueron detectados en 1984; las estimaciones realizadas por el MSP con el apoyo técnico de ONUSIDA, indican que para el cierre del 2018 existieron 43.8871 personas viviendo con VIH -PVV en el país, y de estas, el grupo de edad entre 20 a 49 años es el más afectado por la epidemia, con mayor número de casos en hombres.

La realidad es que, aún con todos los esfuerzos, el temor a esta enfermedad y el acceso precario a información ha propiciado que aún hoy en día exista confusión y falsas verdades en torno a la misma. 

EXPRESO consultó con el clínico infectólogo, Daniel Rodríguez, para despejar las dudas y aclarar los mitos que aún giran en torno a esta enfermedad.

1. EL CONTAGIO POR VIH SOLO SE DA POR TRANSMISIÓN SEXUAL: FALSO

Si bien es cierto que la forma más frecuente de contagio es por transmisión sexual, la realidad es que existen otras formas en las que una persona puede contraer el virus. La transmisión vertical, es una de ellas y consiste en que una mujer contagiada puede derivar la enfermedad a su bebé en el momento del parto. Otra forma puede ser el contacto con líquidos biológicos de pacientes que ya tienen la enfermedad a través, por ejemplo, de jeringas u otros implementos con los que pudieran tener contacto estos fluidos.

2. EL VIH Y EL SIDA SON LO MISMO: FALSO

Si bien son términos correlacionados, no son lo mismo. El causal de la enfermedad llamada SIDA (Síndrome de inmunodeficiencia adquirida) es el VIH (Virus de inmunodeficiencia humana).

Es decir, una persona puede contagiarse con VIH, pero si sus condiciones generales (estado de salud, edad, cuadros preexistentes) no afectan a su sistema inmunológico, es probable que ese paciente no desarrolle SIDA, que ya es una enfermedad que se produce por el daño que puede ocasionar el virus al sistema inmunológico.

3. EL VIH ES UNA SENTENCIA DE MUERTE: FALSO

"Hoy en día, la enfermedad por VIH no tiene por qué matar a nadie", especialmente si el paciente busca ayuda a tiempo y su médico tratante identifica su estado y la fase de la enfermedad en la que encuentra. Por tanto, podrá saber cómo clasificar al paciente y sabrá cómo tratarlo oportunamente.

Pero no es menos cierto que el pronóstico de vida también dependerá de la condición general del paciente. No será lo mismo tratar a un individuo que solo tenga VIH, a uno que además de esa enfermedad tenga cáncer, diabetes o hipertensión.

En definitiva, solo ser portador del virus del VIH no representa una sentencia de muerte

Daniel Rodríguez, magíster en Infectologia del VIH
vih celula infectada

Identifican un nuevo reservorio potencial de VIH latente

Leer más

4. UNA MUJER CON VIH NO PUEDE TENER HIJOS SIN QUE ESTOS SE CONTAGIEN: FALSO

Si bien existe el riesgo, la realidad es que no siempre será así, todo dependerá del seguimiento médico oportuno a ese embarazo. En Ecuador, por ejemplo, hay programa de control de mujeres embarazadas que obliga dentro del primer trimestre de gestación a realizar la detención temprana del VIH.

En caso de que se confirmara el contagio, la madre ingresa al programa de embarazos de alto riesgo, se le realiza el seguimiento y durante la etapa final se le administra medicación para inhibir el virus y evitar que se transmita el virus al niño durante el parto.

5. SE DEBE EVITAR TODO CONTACTO CON PERSONAS CON VIH: FALSO

Como ya se ha aclarado anteriormente, existentes algunas formas de contagio del virus, sin embargo, el contacto físico (no sexual) no es una de ellas, ya que el VIH no se transmite a través de la respiración, besos, abrazos, y contacto de piel a piel, como se puede dar en la convivencia cotidiana.

Un paciente con VIH puede tener una vida social plena como cualquier otro. Tal es el caso de aquel portador del virus que entra en un programa de control de esa enfermedad, periódicamente se realiza sus estudios y recibe su tratamiento antirretroviral; en ese caso, es una persona inmunocompetente y por tanto es una persona sana como cualquiera otra, a pesar de que no esté libre completamente del virus (ya que no existe cura).

6. UN PORTADOR DEL VIH NO PUEDE TENER UNA VIDA SEXUAL PLENA: FALSO

Un paciente con VIH puede tener una vida sexual plena, pero deberá ser consciente de las medidas a tomar en los distintos casos.

También, hay que tener en cuenta la fase de la enfermedad en la que se encuentra, ya que el sexo será mucho más seguro si es portador del virus, pero lo tiene controlado y no desarrolla la enfermedad. En ese caso, el paciente suele tener una carga viral casi indetectable y, por tanto, no puede transmitir el VIH a otra persona.

En el caso de los que han desarrollado la enfermedad, lo cierto es que el riesgo es mucho mayor, pero existen métodos de prevención que pueden llevarlos a no privarse del acto sexual.

  • LA LUCHA CONTRA EL VIH EN ECUADOR

Investigación_VIH/Sida_Brasil
SAO PAULO. Hasta la fecha, solo dos personas se habían curado oficialmente de sida: Timothy Ray Brown, conocido como 'el paciente de Berlín' y Adam Castillejo, conocido como 'el paciente de Londres'.Rungroj Yongrit / EFE

Actualmente, Ecuador está alineado al objetivo 90-90-90, que es una de las metas fijadas por los estados de América Latina para hacerle frente al VIH, y que pretende erradicar esta epidemia hasta el 2030.

Investigación_VIH/Sida_Brasil

Un paciente en Brasil se habría curado del virus del sida usando una sola medicación

Leer más

Según el Ministerio de Salud, "el 90 90 90 es un ambicioso objetivo de tratamiento para contribuir al fin de la epidemia de sida, el cual consiste en llegar a los siguientes resultados que: 90% de las personas que viven con el VIH conozcan su estado serológico respecto al VIH. 90% de las personas diagnosticadas con el VIH reciban terapia antirretrovírica continuada. 90% de las personas que reciben terapia antirretrovírica tengan supresión viral".

Lo cierto es que aún en el país hay muchos retos que se deben superar para que esta meta se cumpla, a los que suma la pandemia del coronavirus, que ha propiciado el retraso en el avance de muchos de los progresos alcanzados, especialmente de la detección de casos de VIH.

Según Rodríguez, si bien la pandemia trajo consecuencias para el objetivo de erradicar la enfermedad, también caló en la educación de la población en general, que ahora tiene más conciencia no solo para prevenir el contagio por COVID-19, sino también para evitar contraer otros virus como el VIH.

Por otro lado, basándose en su experiencia como médico del Instituto Ecuatoriano de seguridad social, cree que uno de los mayores retos a los que se enfrenta el país es el abastecimiento de fármacos antirretrovirales, ya que “la industria nacional no está preparada para abastecer la gran demanda de medicamentos que se necesitan para tratar a la población de portadores del virus del VIH”.