Salud

Mucormicosis u hongo negro: Lo que debe saber sobre esta peligrosa infección

En la India se reporta el mayor número de contagios. Afecta principalmente a inmunodeprimidos y diabéticos descompensados. Conversamos con médicos.

Científicos en un laboratorio
Una prueba de laboratorio permite identificar el tipo de bacteria u hongo que adolece el paciente.Pixabay

La mucormicosis u hongo negro, es la nueva infección que causa zozobra en el mundo porque entre sus principales víctimas están las personas diabéticas o gravemente inmunodeprimidas, como los convalecientes del COVID-19 que se contagian al inhalar esporas del hongo que están en el medio ambiente. Provoca oscurecimiento de la nariz, visión borrosa o doble, dolor en el pecho, dificultades respiratorias y tos con sangre. 

La India es el epicentro de esta enfermedad con 9.000 casos reportados. Le siguen Uruguay con dos y Chile con uno, respectivamente.

Y justamente que el hongo negro se haya detectado en pacientes Covid suscita temor en la ciudadanía. Así como su tasa de mortalidad del 50%.

Los esteroides, medicamentos que se usan para el tratamiento del coronavirus grave podría ser la causa de la oleada de casos, debido a que esos fármacos reducen la inmunidad e incrementan los niveles de azúcar.

Para conocer más sobre esta enfermedad, EXPRESO dialogó con los doctores Miguel Ordóñez, cirujano dermatólogo, y Jaime Benites, médico internista, especialista en enfermedades infecciosas.

No es contagiosa

La mucormicosis, según los galenos consultados, no es una infección nueva para los médicos internistas ni infectólogos, aunque sí infrecuente. Tampoco es contagiosa entre personas y animales. Y aunque las esporas del hongo negro están en el aire, las personas que tengan buena salud, sin problemas del sistema inmunitario, no deben preocuparse", hace hincapié el doctor Jaime Benites.

Por el contrario, es el blanco perfecto para quienes se encuentran con un sistema inmunitario sumamente debilitado como pacientes con diabetes, VIH/Sida, que han sufrido quemaduras y con enfermedades como la leucemia y linfoma.

Pero, sobre todo, en adultos mayores, con diabetes mal controladas, que tienen o tuvieron COVID 19 grave, "y recibieron tratamiento prolongado con corticoesteroides o esteroides para controlar la inflamación que provoca en pulmones y otros órganos. 

Los corticoides entre las causas

Sin embargo, muchos médicos mantienen dosis de corticoides altas después de la enfermedad. Si estas dosis no son las adecuadas, disminuyen la inmunidad, y elevan el indice glicémico en la sangre, en pacientes diabéticos y no diabéticos, y con ello la posibilidad de desarrollar infeccion mucormicosis, tal como ha pasado en el país del Medio Oriente (que registra una de las tasas más alta de diabetes en el mundo)", manifiesta el doctor Ordóñez, del Centro de Diagnóstico clínico quirúrgico, Cendiacq, y 25 años de ejercicio profesional..

El cirujano de Bombay, Akshay Nair, en declaraciones a la publicación BBC manifiesta que la diabetes reduce las defensas inmunológicas del cuerpo y el coronavirus lo agrava y luego los esteroides que ayudan a combatir la covid-19 actúan como combustible para el fuego".

Paciente con diabetes
Los pacientes con diabetes son más proclives a sufrir de mucormicosisInternet

Solo el 5% está en riesgo

El doctor Jaime Benites, especialista en enfermedades infecciosas, invita a recordar que del 100 % de pacientes con coronavirus solo el 5% (con Covid-19 grave) está en riesgo de infectarse por bacterias u hongos. A este grupo corresponden los ancianos (de 65 años en adelante y con enfermedades preexistentes), hospitalizados en las unidades de cuidados intensivos, UCI, con un sistema inmune frágil ysusceptibles de desarrollar neumonía severa y el SDRA (Sindrome de distrés respiratorio del adulto).

 En las citadas condiciones, prosigue el profesional, necesitan estar con ventilación mecánica invasiva y entubados o conectados a un respirador, haciéndolos presas fáciles de infectarse con bacterias multirresistentes, enterobacterias y hongos como la candida albicans, el aspergillus fumigatus y el que ocasiona la mucormicosis (hongo negro).

Las precarias condiciones de higiene que se practica en la India puede haber incidido en este brote micótico, país con una altísima cantidad de muertos por COVID-19 que no tienen donde enterrarlos, y los arrojan en las calles. Esta situación podría aumentar la posibilidad de que exista material en descomposición que fácilmente contamine a los pacientes vivos que han tenido coronavirus.

Doctor Miguel Ordóñez, cirujano dermatólogo

Los síntomas

Entre los más comunes: escozor de ojos y nariz, fiebre, vómito con sangre, dificultad para respirar y dolor de cabeza, entre otros.

Las 3 zonas claves

La infección micótica suele afectar

1. Los senos paranasales, y de allí avanzar hasta los ojos, el cerebro y provocar cóagulos que obstruyen la circulación de la sangre, situación que puede conducir a la muerte del paciente.

2. Infección pulmonar. El paciente desarrolla neumonía con presencia de tos, fiebre y expectoración.

3. Infección gastrointestinal, en la piel y los riñones.

  • Mortalidad

Explica el doctor Ordóñez, del Centro de Diagnóstico (Cendiacq) que el 50% de los pacientes muere y los que sobreviven deben ser sometidos a tratamientos intravenosos con drogas especiales, y sobre todo, a desbridamiento, esto es retirar el tejido que muere "porque produce una especie de gangrena con lesiones ulcerativas inflamadas rojas, hinchadas de tono negruzco, de alli el nombre de hongo negro", enfatiza el doctor Ordóñez.

En casos extremos, puede implicar la pérdida de la mandíbula y de uno o de los dos ojos. Según el Ministerio de Sanidad de India.

La mucormicosis es perjudicial en las personas con un sistema inmunológico frágil. Por eso los diabéticos deben mantener un buen control glicémico, Y recordar que el uso de corticoides siempre debe ser bajo vigilancia médica. Nunca automedicarse.

Dr. Jaime Benites, médico intensivista del Omni Hospital

  • Detalles

El hongo negro pertenece a la familia de los mucorales, que se encuentran normalmente en el suelo, en plantas, pilas de abono, madera podrida, así como en las frutas y verduras en estado de descomposición.

La forma de adquirir esta enfermedad es inhalando las esporas micóticas del hongo negro que están en el suelo o en el medio ambientes. Al respirar se alojan en la mucosa, principalmente en la nariz o los senos paranasales.

Es muy raro que ataque a los seres humanos con buen estado de salud. Descartan los médicos que se transmita de persona a persona.