Salud

Dile "adiós" a las llagas bucales

Los más afectados son los niños lactantes. Evita que compartan juguetes o se los lleven a la boca.

llagas
Desaparecen en poco tiempo y no dejan ninguna secuela.Pixabay

Estas lesiones inflamatoria que se presentan en mejillas, encías, labios, paladar o lengua son las que molestan e impiden al bebé alimentarse.

También conocidas como aftas bucales, las llagas suelen ser graves, pero sí ocasionan gran dolor al ingerir líquidos o alimentos sólidos en niños. Por lo general aparecen en la lengua, encías, paladar y faringe. Tienen características ovalas de color blanquecino y rodeadas de un tono rojizo. El tamaño varía entre los 2 y 8 milímetros.

Las causas principales pueden ser los golpes en la boca, mordeduras de lengua o labio.

Se curan entre los cinco a siete días, sin embargo; este proceso puede alargarse hasta una semana si es que no se tienen los respectivos cuidados y curaciones. La cicatrización de las mismas son más lentas que cualquier otra herida, debido a que se encuentra en una zona que existe constantemente humedad y dificulta su proceso de sanar.

Es aconsejable tener muy en cuenta que cuando las encías del pequeño se hinchan o se ponen de un color muy rojo, se debe acudir de inmediato al pediatra. También tiene que estar en constante revisión con respecto a la fiebre o cuando no quiere beber nada porque las condiciones del bebé pueden empeorar.

¿Cómo se pueden tratar?

* Evitar alimentos duros, calientes o salados.

* Utilizar analgésicos para tratar el dolor.

* Tener una buena hidratación oral, más aún si están acompañadas de vómitos o diarrea.

¿Cuándo debes llevarlo al médico? 

* Desnutrición

*Deshidratación

*Fiebre persistente

*Vómitos continuos

*Rechazo al alimento

El experto dice...

"Las afta bucales pueden llegar a entorpecer la correcta y equilibrada alimentación del niño, ya que ocasionan gran dolor al ingerir líquidos o alimentos y el menor no come. Es importante tener buena higiene de manos y de cavidad orobucal, con una adecuada limpieza dental. Las llagas son más frecuentes en los lactantes mayores, es decir, durante los primero 24 meses de haber nacido. Si tus hijos están en guarderías debes evitar que usen o compartan juguetes u otros objetos". Dr. Alfredo Yance Solórzano, Médico Pediatra. Asesor de lactancia materna y disciplina positiva.