Buenavida

Una rigurosa selección para dar en adopción al rescatado

El primer paso que debe cumplir quien desee adoptar, es llenar un formulario que permitirá a las fundaciones decidir si es factible entregar al animal

Adopción
Las fundaciones entregan al animal en adopción, cuando el postulante cumple con todos los requisitos.Cortesía

Las redes sociales de las fundaciones animalistas de Guayaquil están llenas de fotografías e historias de perros y gatos que han sido rescatados de las calles. Sus voluntarios buscan, de manera incesante, un hogar para ellos, pero reconocen que no les resulta fácil.

En sus cuentas hay quienes les reclaman que los requisitos para adoptar se vuelven excesivos, pero ellos aseguran que son necesarios porque ya han pasado por malas experiencias. “Debemos ser rigurosos, lo hacemos por el bienestar integral del animal. Nuestra labor es recuperarlos, protegerlos, cuidarlos y, cuando ya estén sanos, darlos en adopción”, dice Katiuska Delgado, quien dirige el refugio PANA.

Un formulario digital se convierte en el primer filtro que deben pasar los aspirantes a darles este nuevo hogar. Un equipo de voluntarios de las fundaciones es el encargado de revisar cada detalle. Si la persona no está de acuerdo con la esterilización, su solicitud es rechazada. También si tiene vulnerabilidad económica o si no acepta recibir visitas periódicas para confirmar que el animal esté en buenas condiciones.

Investigación

Investigan en Guayaquil el contagio de COVID-19 en las mascotas

Leer más

Tampoco las aprueban si piden un animal para reproducción, o como regalo o juguete para un niño. Los niegan, además, si lo que desean es un perro para que cuide la casa.

En el formulario se pide información básica del aspirante y se le solicita una referencia y, en algunos casos, la copia a color de facturas de los servicios básicos.

Adopción
El objetivo de las fundaciones es dar un hogar estable a los rescatados.Cortesía

Requieren que tengan en cuenta que al adoptar a un rescatado, una de sus prioridades es el control médico veterinario cada seis meses, las desparasitaciones cada cuatro y las vacunaciones anuales.

Si pasan el primer filtro, luego vienen las entrevistas. Son al menos tres en el caso del refugio PANA.

Gabriela Alvear, quien se encarga de las adopciones en la fundación Amigos con cola, explica que definir si se acepta o no una solicitud toma varios días y que realizan una visita al que sería el nuevo hogar para confirmar la información que se ha proporcionado.

dientes

Una mala higiene dental expone a las mascotas a enfermedades

Leer más

Hay que indagar mucho en las familias. Si ya han tenido mascotas que han muerto por la enfermedad de las garrapatas o de las pulgas, no se aprueba la adopción. “Es una clara señal de que no tienen el cuidado necesario con sus animales”, explica.

Indagan también si en casa hay personas alérgicas, si tienen otras mascotas, si cuentan con un veterinario. Les preguntan cuánto creen que se gasta al mes en el cuidado de una mascota y cuánto es la edad promedio que viven. De esta manera saben qué tanto conocen sobre el cuidado de los animales. Y aunque están conscientes de que son muchos requisitos, dicen que aún así, a veces tienen casos de adopciones fallidas y que por eso son más rigurosos.