¿Cómo reconocer estafas en internet?

  Buenavida

¿Cómo reconocer estafas en internet?

Los ciberdelincuentes están al acecho, un paso en falso y su información puede ser vulnerada. Conozca cómo evitar caer ante los timos de la web.

shutterstock_1642743817
Ecuador está entre los 5 países de Latinoamérica más vulnerables a ciberataques, según un informe de ESET Security Report.Shutterstock

Martha preparaba su almuerzo para llevar al día siguiente a su trabajo cuando recibió un mensaje de su banco, con un aviso que aceleró su corazón, se estaban realizando transacciones bancarias desde su cuenta sin que ella lo haya autorizado. Fue víctima de una de las múltiples estafas que circulan en Internet, dejando vacía su cuenta.

Llamó a la entidad financiera y había poco por hacer, un día antes Martha había recibido un correo, que ella creyó provenía del banco, en el cual le pedían verificarse ingresando su clave y su usuario y ella cayó. Esta modalidad de fraude es conocida como phishing y es uno de los timos más comunes a los que puede estar expuesto en la web.

Rayner Durango, docente de Ciberseguridad, de la carrera Ingeniería en Telemática de Espol, explica cómo una persona puede evitar que otras se apoderen de su información y realicen compras ilegales.

“Se debe partir de la premisa que no hay que hablar con desconocidos en la calle, de igual manera sucede en el mundo del Internet. La información que se publica en cualquier aplicación de Internet debe ser muy específica y prudente dependiendo del principal objetivo de ese medio, sea por temas personales, profesionales o comerciales”.

Por ello, el experto aconseja que no se debe entregar información muy confidencial como es la cédula de identidad, números telefónicos o cualquier otra información con la que el ciberdelincuente pueda armar un perfil de la víctima. 

¿QUÉ DICE LA LEY?

El Código Orgánico Integral Penal tiene sanciones para estos delitos que pueden variar dependiendo de la gravedad. La estafa está mencionada en el art. 186, donde indica una pena privativa de libertad de cinco a siete años. Mientras que la apropiación fraudulenta por medios electrónicos, está amparada en el art. 190 e indica una pena privativa de libertad de uno a tres años.

3.183 delitos informáticos se han registrado en Ecuador desde el 2020.

Cómo actuar

A criterio de Durango, es mejor prevenir que lamentar. Sin embargo, si un usuario descubre que sus datos personales han sido vulnerados, deberá proceder a cambiar las contraseñas de todas sus cuentas y reportar en cada organización donde se encuentre creada.

“Se debe evitar llegar a esta situación, porque el ciberdelincuente pudo haber robado la mayor información posible, inclusive desprestigiando la imagen del usuario y, además, se pudo adelantar cambiando las contraseñas de todas las cuentas”, advierte el catedrático.

En cuanto a la prevención, la Policía Nacional sugiere:

  • Verificar la seguridad de las páginas donde navega (revisar en el candado o que el link empiece con https).

  • No creer en promociones con precios demasiado bajos.

  • No ingresar en sitios web desconocidos.

  • No guardar contraseñas en computadoras públicas.

  • Realizar consumos solo en lugares oficiales o a vendedores con un buen ranking.

Delitos cibernéticos más comunes

1. Phishing: se da mediante el envío de correos electrónicos falsos, en los que el infractor se hace pasar por entidades bancarias o instituciones. El mensaje que llega contiene promociones o amenazas de cerrar sus cuentas, para lo cual solicitan datos como nombres, cédula y contraseñas.

Los ciberdelincuentes proceden a robar información de la víctima, como le ocurrió a Martha, e ingresan de manera legítima a las cuentas reales del afectado, allí sustraen el dinero y cambian los accesos.

Para evitarlo debe investigar la procedencia del correo electrónico y tener presente que las organizaciones no piden datos por medio de un email.

“Un delito muy común es la amenaza y el acoso para extorsionar al usuario por medio de correos y mensajes, esto se puede evitar no dando muchas pistas sobre sus ubicaciones, movimientos y paraderos”, señala el especialista.

2. Smishing y vishing: se la realiza a través de aplicaciones de mensajerías instantáneas y llamadas usando las mismas técnicas del phishing, donde el usuario es más vulnerable por la cantidad de mensajes que recibe, accidentalmente podría el usuario hacer un clic en el enlace y descargar un malware, a través del cual acceden a los datos y archivos. En la actualidad, hay aplicaciones que ayudan a detectar las llamadas entrantes y así evitar estar contestando a números desconocidos.

3. Tiendas online falsas: los ladrones ofrecen grandes promociones en artículos tecnológicos o electrodomésticos con precios muy bajos y demasiados beneficios. Lo realizan con el objetivo de que el comprador no dude en proporcionar los datos de su tarjeta o hasta fotos de sus documentos de identidad. El dinero se envía, pero el producto nunca llega y la página desaparece.

4. Engaño en compraventa de productos: ocurre en sitios como Mercado Libre o Market Place, en donde los vendedores nunca cumplen con la entrega del producto. Por lo que es importante verificar a quien se le está realizando la compra y cuáles han sido las experiencias de otros usuarios con esa persona.