Phraa Alba: Visión y corazón

  Buenavida

Phraa Alba: Visión y corazón

Fotógrafo oficial de Maluma, el ecuatoriano cosecha triunfos, probando el mismo cielo, cuando el universo entero así lo ha determinado.

Phraa Alba
Phraa Alaba, fotógrafo de MalumaCortesía

Sus fotografías han sido publicadas en afamadas revistas como Vogue, Rolling Stone o Wall Street Journal y ha desarrollado producciones para marcas como Balmain y Hugo Boss, además de ostentar portadas en Variety, Ocean Drive, People Latin, US, entre otras. Junto a Maluma, Phraa Alba ha logrado exponer sus imágenes alrededor del mundo y en lugares emblemáticos como Times Square. Especial mención a las publicaciones de sus capturas en Billboard International, un hecho que asentó su triunfo a nivel mundial.

Que a mis fotos les den uso en plataformas digitales como Billboard fue una barbaridad, entré en shock. Volví a la realidad cuando estuve en el hotel después de tres días de grabación. Todo ocurrió muy rápido. Me arrodillé y agradecí porque fue cuando me di cuenta de que hice algo muy grande para mi país y mi carrera, siendo parte del futuro de los jóvenes talentos”.

Radicado en Miami, luego de cinco años de viajar constantemente, el fotógrafo y director creativo cumple una demandante agenda que se amplifica día a día entre contratos para diferentes industrias y medios de comunicación, siendo Maluma, su mayor prioridad.

Una estrella en su camino

Mi orgullo más grande es llevar mi bandera en el hombro y en cada post nombrar a Ecuador

Su ascenso en el mundo artístico no se basa en la casualidad o la buena fortuna. Sus conquistas las ha logrado a pulso y con determinación. Después de trabajar con diferentes artistas del ‘show business’, fue escogido entre miles de fotógrafos para acompañar a Maluma en su gira mundial, con un contrato que sigue vigente.

“Estar junto a un artista tan grande, no solo como su fotógrafo personal sino como su amigo, pues confía en mí y en mi talento, me eriza la piel. A veces me pregunto en qué momento todo esto se va a acabar. Pero luego pienso que debo creérmelo porque he trabajado muchísimo para conseguirlo. Creo que el universo me ha puesto donde debo estar”.

Phraa Alba
Radica en Miami donde cumple con una amplia agenda de trabajo.Cortesía

Persistir y jamás desistir

Nació en la ciudad del mote y el buen hornado, los paisajes verdes y el clima extraño... Cuenca, donde el joven creció bajo el cobijo de una familia surgida con base en el trabajo duro y constante: “Tengo una herencia artística por parte de mis dos abuelos: el uno era diseñador de joyas y el otro era formador de sombreros. Los dos, muy reconocidos en la ciudad”.

Desde muy niño, se sintió identificado con la música, la literatura, la poesía y la misma fotografía. “Para mí, la vida es aspirar y exhalar arte”. No obstante, por una limitación económica, no pudo asistir a la universidad y optó por ser autodidacta, practicando hasta llegar a entender el arte de la fotografía.

A los 13 años empezó a trabajar con su fotografía, mientras se sostenía como mesero y boletero. “Fue duro porque no solo sentía que las puertas no se abrían, sino que me rechazaban por mi color de piel, apellido o situación económica. Y sobre todo, sentía que mi padre tenía razón, que esto no era para mí y que terminaría siendo un fracasado”. Lo que curiosamente lo impulsó a entender que la vida se trata de persistir y jamás desistir.

El joven talento jamás olvida las palabras de aliento de su madre, quien le repetía en sus momentos de duda: “Dios no da una guerra a cualquier persona, sino a los soldados que pueden enfrentarla”. Un pensamiento que lo inspiró a seguir adelante, enfocado en sus metas. Probó suerte en Estados Unidos y fue entonces que la aventura empezó en serio.

En su obra hay una fuerte influencia de la estética de películas antiguas y modernas y utiliza el color como herramienta de impacto. “Soy muy prolijo y mis fotografías destacan por el uso de colores, la historia y la esencia de cada imagen. Muchos me dicen: ‘Hay algo en tus fotos que te devuelven la vida’”.

El perdón

Ser feliz es su fortuna, pero el camino ha sido complejo y los sacrificios asumidos son muchos. El artista extendió a 25 las horas del día y alargó la semana a 8 de trabajo. “Cambié las fiestas por los libros de fotografía, y las reuniones familiares dejaron de existir, porque tenía una sola meta: crecer, por más riesgos que debiera tomar”.

Práctico, disciplinado, detallista y ‘workaholic’ total, reconoce, con honestidad, que sufre de depresión y ansiedad (luego de vivir fuertes episodios en su niñez y adolescencia), dolencias que fueron recientemente diagnosticadas y que están controladas al cien por ciento. “Cuento esto porque hay que hablarlo, compartirlo, para buscar ayuda y solucionarlo. Además, he dejado ir fantasmas y he perdonado todo lo que me hizo daño. Creo que finalmente hay un camino que debía darse para que yo pueda estar aquí hoy”.

Con visión y mucho corazón, su hogar está lejos del rimbombante mundo del espectáculo y la fiesta. Adoptó dos gatos y disfruta aquellos momentos en los que se reencuentra a sí mismo, agradecido con todo lo que ha cosechado, y acompañado siempre de su infaltable cámara.

Personal

  • Edad: 26 años.

  • Profesión: Fotógrafo.

  • En 2020 realizó varias campañas, como la que trabajó para Michelob Ultra y para grandes marcas del mundo de la moda, como Balmain y Hugo Boss.

  •  Además de fotógrafo personal de Maluma, fue el director creativo de su álbum ‘Papi Juancho’.