Mente

Con el coleccionismo su hijo gana importantes beneficios

Esta actividad recreativa aporta al desarrollo de tu niño. Su memoria y comunicación se ven muy favorecidas.

coleccionismo
La colección de carros, de legos y demás objetos será un tema de conversación en sus pequeños.Archivo Shutterstock

Dinosaurios, legos, barbies, unicornios, insectos, libros, prendedores, cualquiera que sea el objeto de colección, no hay una edad fija en la cual se marque el desarrollo o interés de los niños sobre esta actividad. “Cada uno tiene su tiempo y este debe ser respetado”, señala Ana Belén Darquea, psicóloga clínica, experta en temas infantiles.

peluche

Mi hijo no suelta su peluche, ¿eso es malo?

Leer más

Por lo general, esta afición puede surgir a partir de la identificación con el otro. “Empieza a reunir las camisetas del equipo de fútbol de papá, recopila monedas como hace el abuelo. Hay otras, propias, que quizás aparecen por el interés del menor, pero igualmente son motivadas por el adulto". Lo que sí hay que considerar, es aprender a ‘leer’ las reacciones o síntomas de los pequeños, para que no caigan en obsesiones. “El problema no es la actividad que se realiza, sino cómo se ejecuta”, sostiene la especialista.

Su aporte

  1. Es un puente social para que el niño pueda expresarse. Incluso, es de gran ayuda para tímidos o introvertidos.
  2. En casos de hiperactividad, cuando el menor se sienta abrumado, estresado o inquieto, le puede servir como ‘terapia’ de relajación. Que sea como un periodo para ‘pausarse’.
  3. Crece la paciencia. ¿Se acuerda cuando se coleccionaban los cromos de los álbumes y tocaba esperar que salieran las figuras? Ahora se aguarda a que salga determinada pieza de un juguete, videojuego, etc.
  4. Buena memoria. Cuidan tanto lo que tienen que es como si hicieran un ‘inventario mental’. Saben en qué lugar lo dejaron, cuántas piezas vienen y más detalles.

niño preguntando

Los niños mientras más analizan y preguntan, más seguros son

Leer más

Recomendaciones

Papá y mamá pueden ayudarle con el pasatiempo y sacar ganancias de él. Recuerde que en pequeñas situaciones es posible trabajar valiosos objetivos.

    • Si el menor está aprendiendo a compartir, invite a otros pequeños para que jueguen juntos, intercambien objetos, incluso construir algo, en el caso de los legos. Que socialice más.
    • Refuerce el vínculo con él, en torno al interés en común. Por ejemplo, ver juntos las películas de los superhéroes y coleccionar los muñecos, armar rompecabezas sobre el mismo tema.
    • Desarrolle el apego y afecto. En cada viaje familiar compren un imán para la refrigeradora.