Manos sanadoras

  Buenavida

Manos sanadoras

La sanación energética no sustituye a la medicina tradicional, y viceversa; cada una actúa en campos diferentes complementándose y potencializándose.

Sus manos tienen el poder de sanar
Es una práctica que todas las personas realizan, quizás sin darse cuenta. Para calmar el dolor se toca con las manos  la zona que lo genera para calmarlo.Shutterstock

El poder de sanar está dentro de usted. No se trata de un don ni poder paranormal, todos podemos ser un canal de energía sanadora, tenemos el potencial de generar bienestar propio.

Colocar las manos sobre el cuerpo humano para disminuir el dolor es un instinto natural. Intuitivamente llevamos nuestras manos a la cara cuando hay dolor de muela, o las ponemos sobre la frente de un niño cuando tiene fiebre, ellas distribuyen calor, serenidad, alivio y el contacto físico que necesitamos.

Existen registros de técnicas de curación por medio de las manos desde hace más de 8.000 años. Cada cultura ha nombrado de diferente forma la energía vital: Maná prana, Chi, ki. El ki para los orientales es la energía vital que rodea nuestro cuerpo y está presente fluyendo en todo lo que está vivo. Cuando la energía sale del cuerpo cesa la vida y si esta se bloquea o disminuye aparecen los síntomas y las enfermedades.

Cuando aprendemos a aplicar energía, luz, estamos trabajando la salud física, mental y emocional. Es un método natural para equilibrar y restaurar el cuerpo creando armonía, Es inofensivo, sin efectos secundarios, compatible con todas las terapias y tratamientos.

La transferencia de energía vital requiere de formación y un maestro capacitado para la sintonización y activación de los centros energéticos; para así mejorar la capacidad de sentir, canalizar y transmitir mejor la luz; además de conocer el sistema energético humano y los protocolos a seguir.

Al aprender la técnica se energiza y no desgasta al practicante porque la técnica no utiliza el ki del sanador sino la energía vital del universo.

La técnica de sanación con las manos está considerada por la OMS como disciplina complementaria y de apoyo al bienestar humano.

Energía sanadora

Frote sus manos durante 2 minutos o hasta sentir calor, en este punto sentirá hormigueo o ligero picor. Luego coloque una mano frente a la otra para que evidencie cómo se transmite la energía. Posteriormente, coloque las manos sobre sus ojos por unos minutos, sentirá alivio y relajación inmediata.

Repita estas afirmaciones

Al hacerlo le ayudará a cambiar sus creencias limitantes sobre las enfermedades y poder sanar con conciencia. Repítalas antes de dormir:

  • Me adentro con amor en mi ser para sanar con conciencia.

  • Libero y transmito toda enfermedad atrapada en mi ser.

  • Resuelvo todo conflicto heredado en mi ser.

  • Integro la sanación en todos los niveles de mi ser.

  • Cuido de mi cuerpo y tengo salud perfecta.

  • Vivo libre de miedo y de dolor.