Un llamado por el planeta

  Buenavida

Un llamado por el planeta

El Museo Nahim Isaías acoge la muestra ‘El sentido del lugar’, con obras de 30 grabadores de Ecuador y de Estados Unidos

Muetra
Un libro de artista, que es una especie de acordeón con diversas obras, recibe a los visitantes.CHRISTIAN VASCONEZ

Guayaquil acoge desde esta semana una muestra de 30 grabadores de Ecuador y Estados Unidos que buscaron crear una reflexión desde el arte sobre la importancia de cuidar el planeta.

Una recopilación de los mejores trabajos que han recorrido varia ciudades de ambos países, llegaron al Museo Nahim Isaías para ser parte de una de sus más recientes exposiciones presenciales.

‘El sentido del lugar’ se cristalizó tras la unión de un grupo de artistas de la Fundación Estampería Quiteña y CirclingTheSquare Fine Art of Maine, que decidieron levantar su voz desde sus talentos sobre lo que ocurre en el mundo. Su objetivo es aportar a la reflexión y a las acciones sobre el cuidado del planeta y de la biodiversidad del bosque húmedo,

Museo

Los museos miran al futuro

Leer más

Un libro de artista, que es una especie de acordeón y que reúne algunos de los grabados, destaca en la muestra.

muestra
El museo exhibe grabados de Estados Unidos y Ecuador. La muestra ha recorrido varias ciudades de ambos países.CHRISTIAN VASCONEZ

Victoria Proaño, quien estuvo a cargo del proyecto, cuenta que cada grabador participó con tres obras y uno de los aspectos más fascinantes de este trabajo, indica, fue que hubo una fase que permitió la intervención con un artista del otro país.

“A cada persona le llegó un grabado incompleto que buscó la manera de complementar. Vimos muchas sincronías. Se complementaron a través de dos mentes creativas diferentes separadas por la distancia”, dijo complacida.

Fanny Moscoso, presidenta de la fundación, recordó que uno de los sueños de los gestores de este proyecto que inició en 2016 era llegar a Guayaquil.

Fundación

Un semillero de talentos que sorteó las trabas de lo virtual

Leer más

Recordó que el taller se ha dado a conocer internacionalmente como uno de los mejores de América Latina, donde muchos grabadores van a trabajar, a aprender experimentar y a compartir sus conocimientos. Para Cuty Espinel, responsable del museo, acoger exposiciones como esta permite impular a quienes se dedican a esta técnica milenaria.