Buenavida

Kate Griffith: Esencia en el corte

Su éxito vertiginoso no es un golpe de suerte, todo lo contrario. Tiene un talento innato que ha sabido conducir con la pasión que el diseño exige.

Kate Griffith, diseñadora de modas ecuatoriana
Kate Griffith, diseñadora de modas ecuatoriana.CARLOS BARRETO

Cuando vi sus diseños ¡divinos! en la vitrina de una tienda en Quito, me sorprendí al enterarme que eran de una diseñadora ecuatoriana, y luego, al saber que Kate Griffith era una joven de ¡28 años! ¡Qué grato es encontrar talento puro, con una firma 100 por ciento nacional y de tan alto nivel!

Con audaces vuelos y flores por doquier, sus vestidos son la insignia de la sofisticación, encarnada en esta mujer que bien podría ser la modelo exclusiva de sus propios diseños, con 1,80 m de estatura y guapísima.

Nacida en Guayaquil, Kate, o Kathleen como se llama realmente, es mitad irlandesa -¡de ahí su altura!-, y mitad ecuatoriana. Vivió en Venezuela y Colombia gran parte de su juventud por el trabajo de su padre. Regresó a Guayaquil para cursar estudios de tercer nivel que, cero discusión, se orientaron hacia el diseño: “La moda siempre me ha gustado... Creo que la mayor influencia se dio en Cartagena, donde viví varios años. Ahí conocí a algunos diseñadores y asistí a varios desfiles y eventos de moda. Seguramente eso fue el detonante del por qué escogí esta carrera que me encanta y me apasiona”.

Su carrera empezó tempranamente, confeccionando y diseñando para clientes de su entorno: “Cuando vi que había una gran aceptación de mi trabajo, supe que esa era mi pasión”.

Al finalizar sus estudios en Eurodiseño, viajó a Madrid, donde hizo un masterado en el Instituto Europeo di Design (IED), con el firme propósito de establecer su propia marca en su país, meta que cumplió atravesando el impacto más fuerte de su vida: la partida repentina de su padre, un evento que, sin embargo, no la detuvo para arrancar su carrera con más tenacidad que nunca. Su primera colección la lanzó con el apoyo y colaboración de Catalina Palacios, su madre, -socia en la firma-, a quien también le fascina el mundo de la moda.

La diseñadora Kate Griffith en compañía de su madre
Junto a su madre Catalina Palacios, socia de la firma, y con quien comparte la pasión por la moda.CARLOS BARRETO

“Desde que empecé en el 2017, la marca siempre se destacó por las telas únicas, coloridas y floreadas, diseñando vestidos con bastantes vuelos, alegres y elegantes, enfocándonos en el corte y que encajen perfecto a mis clientes”.

Viviendo la pandemia

Fiel a su estilo, innova en prendas según la demanda y, actualmente, está enfocada en la creación de diseños más acordes a los tiempos que atraviesa el planeta: “Todo cambió y ahora también estoy diseñando prendas para el día a día, como blusas, pero sin perder mi esencia, lo que nos ha servido para mantenernos, destacarnos y diferenciarnos del resto de las marcas en este medio”.

No obstante, la diseñadora reconoce que el golpe producido por la pandemia, le forzó a cerrar su tienda en Quito y a reducir su personal en Guayaquil: “Nos hemos visto obligadas a hacer muchos cambios, incluyendo el cierre de la tienda en Quito, de dos talleres, trabajar con menos personal y hacer colecciones que se ajusten a los eventos actuales, debido a la restricciones impuestas”.

Ahora, su equipo de trabajo se limita a un taller de 5 operarias, “con la fe y la esperanza de que la marca crezca más de lo que era antes de la pandemia”.

Con una carrera prometedora, Kate va a mil, sin parar de trabajar, enfocada en sus metas y pasión. Su mejor forma de expresarse y sentir se manifiestan a través del proceso de producción de cada prenda, y el resultado, lo intangible, que es su misma esencia, es lo que simplemente trasciende.

Cara a cara

  • ¿Cuáles son sus metas?

Tengo muchas metas en mi vida. Una de ellas se hizo realidad hace pocos meses, al lanzar mi primera colección de novias, que fue un éxito, lo que me motivó, con más fuerza a decidirme lanzar mi segunda colección en los próximos días. Otra, la más importante, es mantener y hacer crecer mi marca, expandiéndome a otras ciudades de mi país.

  • ¿Cómo es su familia?

Somos una familia pequeña pero muy unida. Mi papá David Griffith, quien falleció hace pocos años; mi mamá Catalina Palacios, quien trabaja conmigo actualmente; y mi hermano, David Griffith, de 31 años. Tengo dos perros bracos alemanes que son mis amores y forman parte de nuestro hogar.

  • ¿Cómo es su casa?

Moderna, minimalista y muy acogedora.

  •  ¿Cómo definiría su estilo?

Mi estilo diario es muy casual, casi todos los días me verán en jean flojo y colores neutros. En mi clóset tengo bastante ropa de colores negro, blanco y gris. No me gusta que sea muy ajustada, prefiero estar cómoda al momento de vestirme. Opto siempre por una cartera de color fuerte que le haga contraste a la ropa. Cuando tengo eventos más formales, me visto con mis diseños. Me encanta lucir vestidos diferentes con colores fuertes y estampados llamativos.

Kate Griffith junto a su mascota
Kate Griffith junto a su querida mascota, un braco alemán.CARLOS BARRETO

Palabras sueltas

Moda: pasión.

Belleza: actitud.

Pandemia: innovación.

Fortuna: salud.

Futuro: metas.

Carácter: tenacidad.

Familia: pilar.

Talento: evolución.

Personal

  • Estudios en Eurodiseño y maestría en Instituto Europeo di Design (IED).

  • Vive con sus padres David Griffith y Catalina Palacios, su hermano David, y 2 perros bracos alemanes.