Jóvenes tienden sus manos a los habitantes de la calle

  Buenavida

Jóvenes tienden sus manos a los habitantes de la calle

El grupo surgió hace 10 años, pero por la pandemia sus voluntarios decidieron constituirse como fundación. La conforman profesionales 

fundación
Los jóvenes comienzan el recorrido a las 21:00 para entregar los alimentos al menos a 300 personas.Cortesía

Los miércoles, viernes y domingos, después de las 21:00, un grupo de jóvenes profesionales sale al centro de Guayaquil a entregar alimentos a las personas que duermen en la calle. Llevan consigo 300 meriendas que al final del día sienten que no son suficientes.

Esa tarea la repiten desde hace 10 años. Todo comenzó cuando un grupo de amigos se juntó para entregar parte de su tiempo a la labor social, pero desde 2020 lo hacen de una manera más formal, constituidos en una fundación a la que bautizaron como Juventud en Acción Ecuador.

Nació en tiempos de pandemia cuando la Vicepresidencia de la República y la Gobernación del Guayas instalaron albergues para las personas que vivían y dormían en la calle. Fue allí que este grupo se encargó de administrar los cuatro espacios que se habilitaron en escuelas para dar cobijo a 350 personas. De ellas luego se logró reinsertar a 45.

Aunque ese proyecto concluyó, la labor de la fundación por ayudar a las personas que duermen en las calles continúa. Dicen que cada vez son más y aunque se pensaría que la mayoría proviene de Venezuela, no es así, dice el presidente de esta agrupación solidaria, Julio César Goya Moreira. “Hay de todas las edades y nacionalidades: venezolanos, peruanos, chilenos, argentinos, pero el gran porcentaje, el 70 %, son ecuatorianos”, explica.

Acorvol

El voluntariado se une para pedir ayuda a las autoridades

Leer más

A ellos llegan con comida, ropa y medicina. También van con brigadas médicas.

Son 75 voluntarios que desde diferentes campos de acción luchan en este proyecto al que se denominó ‘Habitantes de calle’. Se esfuerzan por tocar puertas para que esta realidad cambie. Dicen que han llevado a algunos de ellos al asilo municipal, pero este ya está copado. Esperan que haya planes que permitan que estas personas consigan un lugar para dormir mientras salen a trabajar en las mañanas. La mayoría son betuneros, recicladores o vendedores de caramelos.

Fundación
El centro de Guayaquil es el sitio escogido por la fundación para llevar su ayuda.Cortesía

Para cumplir con sus tareas, los voluntarios colaboran con los ingresos que tienen de sus trabajos, pero como se necesita más apelan también a la solidaridad. Por eso tienen en marcha la iniciativa ‘Ayúdanos a ayudar’. Consiste en recolectar víveres perecibles y no perecibles con la finalidad de preparar las comidas para los recorridos para los habitantes de la calle y kits alimenticios para familias vulnerables. En estos últimos casos se trasladan a sectores apartados, que generalmente son invasiones y que no cuentan con servicios básicos. Son lugares a los que no suele llegar la ayuda.

Pero este no es el único proyecto en el que están concentrados. También cuentan con una campaña solidaria dental que se denomina ‘Cuidarte es quererte’, que está dirigida a 1.500 niños de entre 6 a 11 años de Guayaquil, Daule y Durán. En esta iniciativa, que cuenta con el apoyo de la empresa privada, enseñan el uso correcto del cepillo dental, la importancia de la higiene bucal y el lavado de manos.

Arte

Los guerreros del cáncer pintan el mundo que sueñan

Leer más

Otro de sus proyectos principales es ‘Empodérate mujer’, cuyo objetivo es ayudarlas a formar su propio negocio.

La fundación espera que más jóvenes profesionales se vayan uniendo a esta iniciativa y que compartan parte de su tiempo para cambiar vidas.

  • El apoyo

La fundación requiere más voluntarios para sus proyectos, además de personas que donen alimentos. Quienes deseen colaborar pueden comunicarse al teléfono 0978773929.