Buenavida

Los guerreros del cáncer pintan el mundo que sueñan

Un grupo de niños de Solca plasmó sus anhelos en arte.  La Casa de la Cultura expone desde ayer algunas de sus creaciones

Arte
Durante tres semanas, un grupo de niños de Solca aprendió a dibujar y a pintar.Cortesía

Cuando mezclaban el amarillo con el azul y se formaba el color verde, sentían como si estuvieran frente a un acto de magia. En la sala de juegos de Solca, los niños esperaban la hora de sus tratamientos con una dosis de arte.

Atrás quedaban los temores. Era el momento de dibujar, de pintar, de hacer collages, de crear manualidades... Allí plasmaban su mundo interior. No había grises. Todo era color: el de la naturaleza y el de sus animales favoritos.

Para el grupo de Altruismo Educativo, que emprendió este mes la iniciativa con los pequeños guerreros del cáncer, la actividad permitió a los voluntarios ser parte de esas fantasías que crean.

Veían que en los trabajos todo era esperanza y optimismo. Omar Castro Rivera, impulsor del proyecto ‘Pintando tus sueños’, reconoce que aquello le sorprendió y motivó aún más a seguir junto a su hermana Alisson en el proyecto. Lo hicieron con la coordinación del Comité de Damas de Solca. Pero sabían que había que dar un paso más allá. Por ello, desde este 30 de agosto de 2021 en la sala de la Casa de la Cultura núcleo del Guayas se exhiben los trabajos.

Fundación

Un proyecto que les da otra oportunidad

Leer más

Debido a la pandemia y por su situación de salud, los chicos no podrán ver sus creaciones expuestas, pero disfrutarán en Solca del cierre del proyecto. Será un momento en el que los organizadores premiarán sus esfuerzos.

Omar cuenta que han sido momentos de aprendizaje para todos. Un equipo conformado por Jorge Velasco, Arlette Ponce, Julexi Macías, José Valencia, Melissa Morán y Solange Solís colaboró en esta propuesta.

Arte
En la Casa de la Cultura núcleo del Guayas se exhiben desde ayer los trabajos de los pequeños guerreros.Cortesía

Cuentan que han vivido experiencias enriquecedoras. Omar recuerda que una mañana desde Solca le pidieron que subiera al área de hospitalización a ver a uno de los chicos que soñaba con dibujar. El menor, de unos 10 años, lucía débil, pero tan emocionado con la idea de aprender y en un futuro cumplir con su deseo de dibujar cómics. “Prometió que se recuperaría para poder bajar y tomar las clases”, dice.

Para el grupo, ver que los chicos de 4 a 14 años se emocionan con el arte los hace pensar en una segunda fase de la iniciativa, en la que esperan que más empresas privadas se sumen a la causa.

Proyecto

Acorvol lanza un proyecto contra la desnutrición

Leer más

Saben que logran que esos momentos de espera tengan color. Allí, los voluntarios comparten también con las madres, quienes suelen llegar de otros cantones hasta Guayaquil. Les alegra ver a sus hijos pintar, pues muchas apenas tienen para el pasaje y no podrían inscribirlos en una clase de arte. Verlos crear un mundo esperanzador las alienta también a ellas en este camino, dicen.

Las visitas

La exposición estará abierta hasta el 14 de septiembre de 2021 en la sala Juan Villafuerte. El público podrá visitarlo de lunes a viernes, de 10:00 a 17:00.