Buenavida

José Fernando Gómez, humanismo hecho arquitectura

Ganador de la última bienal de arquitectura, el pensamiento y acción de este profesional nacido en Babahoyo quedan en evidencia en el TEDx, capítulo Ecuador, transmitido online.

José Fernando Gómez
Fundador de Natura Futura Arquitectura.Freddy Rodriguez

José Fernando se fue haciendo solo desde su natal Babahoyo, donde ha hecho su vida. Huérfano de madre, su padre ha sido su guía y timón para cumplir sus metas, siempre enfocado en aportar a su comunidad desde su trinchera. Muy joven se independizó alentado por su familia para que aprendiera a volar por sí mismo. De clase media, trabajó mientras estudiaba y, ya graduado, creó su empresa de venta de jugos de coco para sostenerse, en tanto empezaba sus primeros proyectos urbanos en su localidad. Su mérito es doble al destacarse en todos los espacios en los que ha incurrido trabajando a pulso, con mucho esfuerzo y dedicación.

A sus 33 años acaba de ganar la Bienal de Arquitectura edición 2020, en una revisión sui géneris que recaba una trayectoria brillante en la que sus obras sobresalen por su acento humanista y colaborativo, donde Babahoyo entra en el mapa de una arquitectura liderada por principios elevados en pro de una comunidad ávida de apoyo y desarrollo.

Al ser su padre también arquitecto, creció rodeado de libros y construcciones. No obstante, quiso ser productor de cine. Pero el destino estaba trazado y acabó por el mismo camino, pero construyendo sus propios sueños.

Estudiar en la Universidad de Guayaquil resultó una experiencia introspectiva de reflexión y estudio. Desde el principio, fue asumiendo con claridad hacia dónde quería ir y cómo conseguirlo. En su etapa formativa, se concentró en aprender el verdadero significado de la arquitectura desde un plano más abierto y colectivo, y compartió ideas y convicciones con un grupo de estudiantes afines a su realidad. Viajó y se adentró en el país, conociéndolo a profundidad.

José Fernando gómez
Ganador de la Bienal de Arquitectura edición 2020.Freddy Rodriguez

No obstante, fue en Chihuahua, México, donde cursó su maestría -con un crédito del Gobierno- y aquella mirada local que lo acompañaba se multiplicó a mil. Concluyó que su misión era ayudar y dar, más que ganar: “Pude quedarme en México, fui profesor de Arquitectura a los 25 años, de los últimos más avanzados, y me gustaba. Pero decidí regresar porque las zonas marginales de mi pueblo necesitaban ayuda”.

Impulsado con esa filosofía, asumió ese liderazgo innato que lo caracteriza al validar una arquitectura colaborativa y participativa dentro de su comunidad. Aporta con su capacidad en obras locales de toda índole. Este joven dotado mira su oficio no como un medio de ganar dinero, sino como la forma de dar a quienes más lo necesitan.

Foto de Sistema Grana (32892755)

Ana María Serrano: “¡Soy una berraca!”

Leer más

“Mi formación más que nada ha sido vivencial. Tener desde la infancia esa cercanía con la naturaleza, con aquella ciudad de sistema informal donde se va aprendiendo en el día a día su practicidad y sus lógicas, salir del país luego me ayudó a entender otros territorios y cómo abordarlos”.

En su estudio, Natura Futura Arquitectura, se invita a pasantes de diferentes países del mundo y se transfieren conocimientos que a todos benefician. A la vez, con sus originales proyectos que utilizan materiales de la zona como el ladrillo y la madera, ha logrado visibilizar a Babahoyo desde una perspectiva urbanística que ha llamado la atención a nivel internacional: “La intención de romper un poco las lógicas que siempre se han venido abordando con respecto a la arquitectura en ciudades pequeñas y cómo esta se enfrenta a la realidad y a su contexto hacen que haya una mirada distinta”.

Para el arquitecto, “el éxito visto como el final de un proceso puede ser peligroso. Lo cambiaría por logros, pues el hecho de cumplirlos siempre te asienta los pies sobre la tierra y te hace disfrutar el camino hasta que lo vayas logrando uno a uno”.

Como profesional, afirma que tiene mucho más que aportar y aprender, y cree que su destino recién empieza a abrirse con más claridad, en tanto, busca ser mejor cada día como persona, considerando que “no solo es recibir, dar es la pieza clave en todo el proceso”.

El tallercito

Amante del arte, fundó con Carlos Luis Viteri, diseñador gráfico, un espacio de producción experimental de arquitectura y un laboratorio de diseño visual, donde se inventiva el arte al mismo tiempo, con cuatro festivales culturales cada año, Rueda Blanca. “Ha sido una aventura, trabajamos nuestros proyectos y apoyamos a jóvenes artistas, siempre interesados en hacer cosas por y para la ciudad”.

Cara a cara

  • ¿Cómo resume su trayectoria? 

De mucho trabajo y responsabilidad. Estoy dentro de una aventura que se va aprendiendo, disfrutando y compartiendo en el camino.

  • ¿Y su propuesta? 

Una práctica que se cuestiona sobre temas sensibles de la arquitectura y las ciudades latinoamericanas; un camino de exploración arquitectónica que trabaja en busca de soluciones mediante la experimentación continua y la investigación.

  • Sus reconocimientos van sumando prestigio y una nueva era en la arquitectura... 

Los reconocimientos solo son píldoras motivacionales para seguir con las mejores vibras... Ganar la última Bienal motiva a seguir compartiendo con amigos y es una responsabilidad que hay que saber manejar y disfrutar.

  • ¿Cuál es su obra emblema? 

Cada proyecto tiene su propia atmósfera que va tejiendo su propia red dentro de la ciudad, al final van generando estos micromotores de cambio.

  • ¿Cómo es fuera del campo de acción? 

De lleno en la música y el deporte, mis complementos perfectos.

  • ¿Seguirá viviendo en Babahoyo? 

Sí, es mi ciudad motor y laboratorio al mismo tiempo.

  • ¿Cómo conduce lo de ser ejemplo para las nuevas generaciones de arquitectos? 

Si ese ejemplo sirve para construir sus propios logros, creería que vamos por buen camino.

  • ¿Cómo mira la arquitectura nueva de las grandes ciudades? 

Me inclino más por las que responden de manera responsable a problemáticas reales. Las ciudades pequeñas y grandes necesitan urgentemente más profesionales involucrados.

  • ¿Hacia dónde lo llevan sus sueños? 

A seguir compartiendo en esta bella aventura de vida.

“Cumplir logros siempre te asienta los pies sobre la tierra y te hace disfrutar el camino”.José Fernando Gómez

Personal

- Fundador de Natura Futura Arquitectura.

- Estudios: Escuela y Colegio Babahoyo, facultad de Arquitectura de la Universidad de Guayaquil, y maestría en Chihuahua, México.