Buenavida

¿Influye la dieta en la fibromialgia?

Cuando se sufre esta enfermedad, que genera dolores musculares y mucho cansancio, un plan de comida adecuado ayuda a aliviar los síntomas

Alimentos variados
Lo que come también incide en la sintomatología de la fibromialgiaShutterstock

La alimentación tiene injerencia en la evolución de determinadas enfermedades, como la fibromialgia, y lo que el paciente coma puede empeorar o mejorar su estado de salud. “No existe una dieta específica, y esta debe ser personalizada según sus síntomas y gravedad; sin embargo, si es variada y sana puede hallar mejoría ante molestias características como el dolor, la inflamación y problemas gastrointestinales (diarrea o estreñimiento, acidez, distensión abdominal, dificultad para tragar, síndrome del intestino irritable”, puntualiza la doctora Gabriela Jordán Herrería.

Generalmente, prosigue la nutricionista clínica, los pacientes pueden tener alguna intolerancia alimenticia o sufrir de sobrepeso u obesidad. “Por eso, el objetivo de la dieta es mantener un buen estado nutricional, aliviar los síntomas y reducir el peso”.

Varios estudios han identificado al gluten como uno de los alimentos que puede influir notablemente en la dieta, ya que al quitarlo se logra evidenciar una mejoría de los síntomas, “sin embargo no podemos decir que todos los pacientes con fibromialgia son sensibles al gluten.

Dra. Gabriela Jordán
Mujer sentada a orillas del mar
Las mujeres sufren más de fibromialgia que los hombres.Pixabay

Tenga en cuenta

  • Comer 5 veces al día y distribuir esas comidas. Procurar que haya un balance de las calorías, es decir, incluir una buena cantidad de proteínas de origen vegetal, como las leguminosas, fréjoles, lentejas, garbanzos y chochos, respecto a las de origen animal (pollo, pescado y carne de res).

  • Los carbohidratos también juegan un papel importante en la nutrición, pues son los que proporcionan energía a los músculos. Prefiera los complejos o de absorción lenta y que tengan fibra como las verduras, pan integral, frutas como las frutillas o cerezas. Y reduzca los de absorción simple como los azúcares de mesa, llámese azúcar blanca o morena, miel o panela.

  • Las grasas son necesarias en la dieta diaria, solo hay que escoger las alternativas saludables. Que haya un 7 % de ácidos grasos saturados, 20 % de monoinsaturados y 5 % de ácidos grasos poliinsaturados provenientes del aceite de oliva extra virgen, aguacate, los pescados (salmón, bonito, sardina), frutos secos y las semillas que también son ricos en omega 3, cuyo efecto antiinflamatorio ayuda a disminuir el dolor, característico de la fibromialgia. Evite las frituras y las grasas trans.

  • Aumentar el consumo de antioxidantes. Se encuentran en vegetales y frutas ricos en vitaminas como la A, C, E, y minerales como el selenio, magnesio, zinc que ayudan a potencializar el sistema inmunológico.

  • Cuidado con la ingesta de vegetales crudos (como la col, cebolla o brócoli) en los pacientes que sufren de colon irritable o colitis, porque pueden ocasionarle un mayor grado de distensión abdominal.

  • La persona con fibromialgia debido al intenso dolor muscular que padece no suele hacer ejercicio, lo cual puede contribuir al sobrepeso. Es fundamental que realice prácticas como el taichi o yoga.

  • El abordaje nutricional debe ser personalizado, la misma dieta no puede funcionar para todos. Por ejemplo, a un paciente que además de fibromialgia sufre de colitis o algún tipo de intolerancia alimentaria (lactosa, soya) hay que personalizar su alimentación.

Se estima que el 6,3% de la población mundial pacede fibromialgia, y en mayor porcentaje las mujeres en comparación con los hombres.