Buenavida

‘Guatiarepa’, un cortometraje que retrata a la movilidad humana

La producción reúne a jóvenes de Venezuela, Colombia y Ecuador que cuentan sus vivencias. Fue rodado en la bahía de Guayaquil

Fundación
Los jóvenes grabaron las imágenes del cortometraje en la bahía de Guayaquil.Cortesía

Un cortometraje rodado en agosto del año pasado en la bahía de Guayaquil vio la luz estos días con un estreno online. ‘Guatiarepa’ saltó a las redes para contribuir a la promoción de entornos pacíficos en Ecuador y así evitar discriminaciones en un país que desde hace más de dos décadas acoge a la población en situación de movilidad humana.

Los participantes, ecuatorianos, venezolanos y colombianos, compartieron con el público sus vivencias, pero también las similitudes que encontraron, como la comida. Hablaron de cuánto extrañan las arepas o de la deliciosa que es la guatita de la “veci”.

En esa misma línea hay estrenos en Quito, Machala y Cuenca, como parte de un proyecto de LA Fundación Aldhea y Acnur, la Agencia de la ONU para los Refugiados, al que denominaron ‘De cámaras a camaradas’.

Donación

Una alianza lleva esperanza con sillas de ruedas y muletas

Leer más

Fue una tarea que permitió a los chicos compenetrarse y, además, aprendieron a construir colectivamente un guion, a manejar las cámaras, el sonido y a realizar la puesta en escena. Más de 130 jóvenes de siete países diferentes entre los 15 y 30 años participaron de esta preparación, con el objetivo de crear piezas audiovisuales que propusieran formas de convivencia pacífica desde la cotidianidad y sus experiencias.

La idea de trabajar en cine comunitario es contribuir a fortalecer redes, disminuyendo el aislamiento y propiciando espacios de colaboración mutuo entre la comunidad de acogida y la población en movilidad, cuenta Lorena Salas, directora ejecutiva de Aldhea.

Fundación
La historia comienza con dos jóvenes que se dedican a la venta informal.Cortesía

Ese trabajo ha permitido a los chicos ver la situación desde diferentes perspectivas, la de aquellos que se han sentido atropellados y hechos a un lado en un país ajeno al que llegaron tras huir del hambre, en el caso de los venezolanos, o de la guerrilla, en el de los colombianos. Y también conocieron la óptica de los ecuatorianos que sienten que muchos de ellos llegaron a quitarles su trabajo o incluso a delinquir.

Al final lograron una hermandad que se cristalizó en este cortometraje que fue rodado justamente en uno de los sectores en los que se ve a personas de los tres países trabajando en la venta informal: la bahía.

Fundación

El riesgo de cierre ronda a la Casa del Hombre Doliente

Leer más

Salas cuenta que ahora en redes los jóvenes son parte de una nueva propuesta llamada ‘Reporterxs comunitarixs’. Dice que en el contexto de la emergencia sanitaria, los derechos de las personas en situación de movilidad son gravemente afectados y que es allí donde esta iniciativa -en la que participan chicos de varios países desde sus casas- toma importancia para construir entornos pacíficos a partir de prácticas colaborativas vinculadas al arte.

Fundación
La fundación incentiva un proyecto de reporteros comunitarios durante la cuarentena.Cortesía