Buenavida

La guardería, una nueva vida

En esta nota encontrarás ideas que pueden ayudar a que esos primeros días en el centro de desarrollo infantil sean más llevaderos. 

xxx
Deja a un lado el sentimiento de culpa.PIXABAY

Es normal que el pequeño sienta miedo, sensación de soledad y abandono. Por ello, es importante que los padres se vinculen durante todo el período de adaptación, intentando darles momentos de felicidad, confianza y seguridad. Evita el estrés y las despedidas rápidas, ya que le provocarán más nerviosismo al niño. Catalina Cuesta, educadora con más de 26 años de experiencia, recomienda al padre de familia saber elegir el centro de desarrollo infantil. "Tratar con bebés es muy delicado, deben exigir certificados de salud de las personas que trabajan en el lugar, además; el centro educativo debe contar con una profesional en estimulación temprana y así ver más detalles que beneficien la seguridad del infante".

  • Un giro de 160 grados

 Los niños pasan a compartir con más personas en un sitio desconocido. Y, además, tienen rutinas que no son las suyas y unas normas que no conocen. Es normal que ante estos cambios necesiten un período de adaptación para acostumbrarse a la escuela infantil.

  • ¿Qué llevar? 

- Ropa cómoda. Todas las prendas deben ir con nombre para evitar la pérdidas. Biberones. Pañales. Toallitas húmedas. Crema para el cambio de pañal. Babero, preferible de plástico, para limpiarlo con un paño de forma rápida y cómoda. El juguete preferido del pequeño, esto lo tranquilizará y le dará seguridad. Una mochila donde el niño pueda llevar todas sus pertenencias.

  • ¡Anota! 

Madre y bebé

Coronavirus y lactancia: lo que debes saber

Leer más

- Evita los dramas. No des abrazos con llantos, solo estarán separados por horas y no por meses. 

- Sé puntual. En la hora de recogida, sobre todo en los primeros días, si el niño ve que el resto de compañeritos comienza a irse con sus padres y él no, puede sentirse abandonado. 

- Habla con otros papás. Así das tiempo a que los pequeños jueguen juntos, ayudándoles a reforzar posibles lazos de amistad.

Hay que tener paciencia y ser tolerantes con sus berrinches, busca la manera que el niño entienda la separación como algo que solo será por unas horas

Catalina Cuesta, educadora.