La fuerza del pensamiento positivo

  Buenavida

La fuerza del pensamiento positivo

Pensar de manera optimista puede darle valor real a su vida y ayudarlo a desarrollar habilidades que duran mucho más que una sonrisa.

Holística
Los sentimientos, pensamientos y creencias se pueden modificar y pasar de lo negativo a lo positivo.Shutterstock

En el mundo de hoy es vital contar con energía, entusiasmo y optimismo en todas las áreas de la vida. Pensar beneficiosamente transforma su manera de ver la vida para que pueda sentirse mejor consigo mismo y crear relaciones significativas y desempeñarse con éxito.

Todos los pensamientos influyen directamente en sus emociones y estos condicionan a su vez las reacciones o conductas, así que toda idea provoca un sentimiento y una actitud que modela las conductas. Por ejemplo, si piensa que no hay suficiente trabajo para las personas, sentirá miedo e inseguridad y por lo tanto se limitará a aceptar el primero que le ofrezcan. Si modifica lo que piensa, modifica la actitud.

Evite las ideas que no suman

Identifique las ideas que condicionan su conducta negativamente, ya que estas son automáticas, son hábitos y aparecen sin poder controlarlos aparentemente, a no ser que los observe y tome conciencia de ellos. También están los pensamientos colectivos que ejercen poder sobre usted, lo condicionan y suelen ser negativos. Por ejemplo, se encuentra con una persona y suele decir “qué mal que está la situación”, frase que se repite, pero que no le suma.

Tiempo

¿El tiempo pasa más rápido?

Leer más

Apóyese en las ideas positivas

Imagínese que los pensamientos son como gotas de agua. Cuando piensa una y otra vez la misma cosa está creando una increíble masa de agua. Primero tiene un charquito, después este puede llegar a ser un lago y a medida que siga pensando una y otra vez lo mismo tendrá un río y finalmente un océano. Si sus ideas son oscuras puede ahogarse en el mar de su negatividad, si son positivas puede flotar en el océano de la felicidad.

Transfórmelos

Los sentimientos, pensamientos y creencias se pueden modificar y pasar de lo negativo a lo positivo. Haga este ejercicio:

  • Analice su manera de ver la vida. Observe sus pensamientos, así podrá sentirse bajo control y entender la razón por la cual tiene ideas perjudiciales.
  • Lleve un registro o un diario de sus pensamientos y emociones más recurrentes, así podrá ir evaluando el progreso de su cambio de actitud.
  • Tenga presente que tener un pensamiento negativo, esporádicamente, no significa que usted sea una persona dañina.

Cree un entorno optimista

  • Si bien es cierto que el espíritu positivo surge de su interior, lo que pasa en el exterior también importa, el entorno influye sobre su estado de ánimo.
  • Si usted crea un espacio en el que pueda sentirse relajado y con bienestar, mejorará su visión de la vida.
  • Ponga música que le guste, arregle su casa con flores y plantas, lea libros o vea películas que le aporten y lo hagan reír.

"Camina con confianza hacia tus sueños, vive la vida que imaginas”.
Henry David Thoreau

* Terapeuta y Reiki master. Instagram: @alejandragomezmayol