Buenavida

Flores de Bach, terapia para lograr el equilibrio emocional

El camino a la armonía. Esta terapia es ideal para encontrar el equilibrio emocional ante una etapa de caos.

Imagen shutterstock_1220746612
Quienes traten pacientes con esta terapia deben estar certificados por el Centro de Bach de Inglaterra.Shutterstock

La profunda tristeza sin un motivo específico, miedo, incertidumbre hacia el futuro y la falta de confianza propia, son algunas de las emociones negativas que logran eliminar las flores de Bach. Pero… ¿Qué son? El término hace referencia a los extractos florales que se utilizan durante una terapia natural, complementaria a la medicina tradicional, con el fin de lograr equilibrio emocional. Así lo explica Martha Condo, psicoterapeuta, docente y directora del Centro Bach en Ecuador. 

ejercicios

¿Dejarías de comer un alimento si te dicen cuánto ejercicio debes hacer para quemarlo?

Leer más

La experta recalca que estas esencias fueron descubiertas en la década de los 30 por el doctor Edward Bach y fue él quien las difundió en Inglaterra y posteriormente se dieron a conocer en todo el mundo. “El ser humano es cuerpo, mente y espíritu. El médico decía que el desajuste emocional puede llevar al declive físico. No se trabaja con patologías o enfermedades, sino con las emociones que pueden estar tras de ellas para así ayudar a eliminarlas”. 

Ver esta publicación en Instagram

Un abrazo de Luz 🧚‍♀️🌠🧚‍♀️

Una publicación compartida por Formacion Bach Ecuador (@formacionbachecuador) el

Tipos

Existen 38 tipos de flores que pueden ser usadas en la terapia para controlar el miedo a perder el trabajo, depresión tras un divorcio, crisis existenciales, ansiedad, nostalgia, pena, no saber qué camino tomar sobre una decisión importante, temor a hablar en público, entre otros problemas. 

Foto de Sistema Granas(30781235)

Aeroyoga, concentración y diversión desde lo alto

Leer más

Cada flor tiene un fin distinto y dependiendo de la necesidad de cada persona, se puede combinar hasta con siete esencias durante el tratamiento. 

Para que se preserven ante las temperaturas climáticas, se las diluye con agua junto con vinagre, glicerina o brandy. Debido a que las fórmulas deben ser personalizadas es obligatorio que, previamente, un especialista en flores de Bach haga el análisis de cada caso y determine cuáles necesita.

Aquí las más comunes:

1. Aspen: miedo o ansiedad de origen desconocido.

2. Beech: intolerancia

3. Chicory: amor posesivo y egoísta.

4. Gorse: desesperanza y derrotismo.

5. Holly: odio, envidia y celos.

6. Impatiens: impaciencia.

7. Larch: falta de confianza.

8. Honeysuckle: vivir en el pasado.

9. Mustard: profunda tristeza.

10. Pine: culpa.

Para niños y adultos

Es apta para todas las personas incluidos bebés, mujeres embarazadas y adultos de la tercera edad. “Es ideal para los niños que pasan por etapas de agresividad o rabietas. A los ancianos los ayuda a controlar la nostalgia del pasado o el miedo al futuro”, detalla Condo.

El tratamiento, en los casos de crisis emocional, consiste en colocar de forma sublingual 16 gotas al día divididas en cuatro dosis, por cerca de cuatro meses. No es necesario tomarlas de por vida.

Alivio para las mascotas y plantas

En el caso de las plantas, la terapia floral las ayuda a crecer, a que permanezcan vivas luego de trasplantarlas o ante un cambio de clima extremo. En las mascotas da buenos resultados para controlar sus comportamientos agresivos, temor a salir fuera de casa, si tienen depresión luego de pasar por la separación de sus dueños o ante la llegada de un bebé o nuevo miembro de la familia.

Experiencias

- Sandra Monar, 48 años.

Hace cinco años, luego de asistir a una charla sobre las flores de Bach, decidió seguir la terapia porque necesitaba un sostén emocional, ante los momentos de depresión que pasaba, como responsable del cuidado de sus padres que padecían alzhéimer. 

“Inmediatamente sentí serenidad y paz porque padecía permanentemente de nerviosismo, angustia, temor por las decisiones que debía tomar y no dormía bien. También las tomaron mis papás en su etapa de lucidez y se volvieron más tranquilos, se comunicaban mejor y disminuyeron sus angustias ante la incertidumbre de qué iba a pasar con ellos”. Por eso decidió capacitarse y actualmente está certificada en esta rama.

- Leticia, 42 años.

Eliminar el pesimismo, irritabilidad y el mal humor que le ocasionaban las constantes peleas familiares, motivó a Leticia a probar esta terapia. Antes ya había consultado a psicólogos sin resultados positivos. Pero después de tomar flores de Bach por varios meses, aprendió a ejercer control sobre sus emociones. “Mi familia está feliz porque logré una evolución total”.