Una exposición rememora los trazos de Héctor Ramírez

  Buenavida

Una exposición rememora los trazos de Héctor Ramírez

Una muestra en su taller en el cantón Playas convocó a aficionados al arte. El pasado 8 de octubre se cumplió un año del fallecimiento del conocido pintor

E xposicion de los cuadros de Hector Ramirez
Los asistentes a la convocatoria pudieron apreciar los trazos, colores y las diversas combinaciones en las obras del reconocido pintor.NÉSTOR MENDOZA / EXPRESO

Influencias de expresionismo abstracto y figurativo es lo que se vio en una veintena de obras que fueron exhibidas en la galería del pintor plástico Héctor Ramírez, de cuyo deceso se conmemoró un año el pasado 8 de octubre, con una exposición de sus trabajos que recrearon su trayectoria artística.

Arte. Héctor Ramírez cuenta con una trayectoria de más de 40 años. La muestra recoge obras de varias épocas.

Hector Ramirez, un abstraccionista puro

Leer más

En un rincón de su galería que está junto a su casa, en el cantón Playas, provincia del Guayas, la tierra que tanto amó, están arrinconados pinceles, brochas, recipientes de pintura. El piso aún está salpicado de colores que nadie ha querido limpiar, para no borrar las huellas del artista, que comenzó dibujando en las páginas de sus cuadernos de primaria en su natal Daule. Después, una beca de la Escuela de Bellas Artes lo llevó a Colombia, donde vivió por 15 años, permitiéndole tener sus primeros conocimientos en el arte de la pintura.

Amontonados sobre una mesa quedaron cuadros en proceso de bosquejar, que son apuntes e ideas que luego se van tomando para el acabado final de una obra. Sus trabajos están inconclusos.

La primera exhibición de sus cuadros la hizo en la Casa de la Cultura en el año 1972, recuerda el pintor Hernán Zúñiga, amigo de Ramírez, quien dice que el artista fue un autodidacta que asumió el rigor de la academia.

Zúñiga destaca que el fallecido pintor era reconocido por su estilo definido, que era el expresionismo abstracto, el que había logrado constituir tras muchos años de experimentaciones en diferentes órdenes, hasta que consiguió establecerse con este estilo técnico porque dominaba sus materiales. Lo que se ve en esta exhibición es una colección de sus obras de expresionismo abstracto y figurativo, resalta Zúñiga.

Reataurante y galeria de Hector Ramirez
Junto a su taller, Ramírez levantó un restaurante-galería.NÉSTOR MENDOZA / EXPRESO

Mirko Rodic, quien tuvo una galería de arte en la ciudadela Urdesa de Guayaquil y que compartió muchos años con Ramírez, recuerda al artista como alguien auténtico e intuitivo que recorrió el mundo con su arte. Tanto así que en Italia y en España (donde también vendió sus cuadros) editaron un libro de sus obras, escrito por un español que fue presentado en la galería de Rodic.

Intercultural_Cuenca_PIntor_René Pulla

René Pulla, pintor del folclor y de las tradiciones azuayas

Leer más

Celia Ramírez, una de sus hijas, cuenta que su padre murió de cáncer a los huesos, pero que pintó hasta días antes de su fallecimiento. “Se fue en paz”, asegura. Recuerda que su progenitor tenía un dialecto populachero del que se apropió cuando vivió en Bogotá, adonde viajó a los 18 años, y que posteriormente comenzó a recorrer el mundo perfeccionando su arte. Llegó a Playas en 1992. Entonces se enamoró de esta tierra y 20 años después creó su taller y galería, donde siguió pintando durante largas jornadas de hasta 14 horas.

Ramírez empezó a pintar diseños precolombinos hasta cambiar a lo abstracto. De Playas salía con 9 o 10 cuadros y todos los vendía. Se estima que pintó de 12 mil a 15 mil obras.

Hace tres años Ramírez creó un restaurante-galería junto a su taller. En sus paredes se observan cuadros, vasijas de barros, estatuillas precolombinas, artefactos antiguos, barriles y adornos hechos con material de reciclajes. Su vivienda también es una obra de arte, opinó Víctor Hugo Alcívar, quien posee varios cuadros de Ramírez