Día Mundial del Alzheimer: ¿Cómo detectarlo y qué hacer?

  Buenavida

Día Mundial del Alzheimer: ¿Cómo detectarlo y qué hacer?

Según la OMS cada año se registran cerca de 10 millones de nuevos casos de demencia, los más afectados viven en países de ingresos bajos y medios

alzhéimer
Las personas mayores de 65 años tienen más riesgo de tener alzhéimer.Freepik

El 21 de septiembre de cada año es una fecha que no hay que olvidar, pues desde 1994 se estableció como el día mundial del Alzheimer por la Organización Mundial de la Salud (OMS) con el apoyo de la ADI (Alzheimer ‘s Disease International).

El Alzheimer es un tipo de demencia que afecta la memoria, el pensamiento, la orientación, la comprensión, el cálculo, la capacidad de aprendizaje, el lenguaje y el juicio.

La demencia es una de las principales causas de discapacidad y dependencia entre las personas mayores en todo el mundo. Puede resultar abrumadora no solo para quienes la padecen, sino también para sus cuidadores y familiares.

Organización Mundial de la Salud
Hígado

Un estudio sugiere un posible vínculo entre el hígado y el alzheimer

Leer más

En 1907 Alois Alzheimer, neurólogo alemán fue el encargado del estudio de caso de un hombre de 48 años de edad, que presentaba graves problemas de memoria, entre otras características.

La demencia puede causar un impacto muy grande en la familia y los cuidadores del paciente, pues puede desestabilizar física, emocional y económicamente. Es frecuente que a las personas que sufren de esta enfermedad puedan ser abusadas o negadas de sus derechos fundamentales.

Según la OMS “La enfermedad de Alzheimer, que es la forma más común de demencia, acapara entre un 60% y un 70% de los casos”, por tal motivo es importante concientizar a la población sobre este síndrome.

La demencia afecta a nivel mundial a unos 50 millones de personas, de las cuales alrededor del 60% viven en países de ingresos bajos y medios. Cada año se registran cerca de 10 millones de nuevos casos. Se calcula que entre un 5% y un 8% de la población general de 60 años o más sufre demencia en un determinado momento

Organización Mundial de la Salud
Ciencia

Un tratamiento de ELA y Alzheimer está "cerca" para un científico uruguayo

Leer más

Es fundamental entender que la demencia no tiene cura, pero por medio de tratamientos y la detección rápida se puede revertir su evolución.

Según la OMS, la demencia puede desarrollar tres etapas:

Etapa temprana

A menudo pasa desapercibida, ya que el inicio es paulatino. Los síntomas más comunes incluyen:

  • Tendencia al olvido.
  • Pérdida de la noción del tiempo.
  • Desubicación espacial, incluso en lugares conocidos.

Etapa intermedia

A medida que la demencia evoluciona hacia la etapa intermedia, los signos y síntomas se vuelven más evidentes y más limitadores. En esta etapa las personas afectadas:

  • Empiezan a olvidar acontecimientos recientes, así como los nombres de las personas.
  • Se encuentran desubicadas en su propio hogar.
  • Tienen cada vez más dificultades para comunicarse.
  • Empiezan a necesitar ayuda con el aseo y cuidado personal.
  • Sufren cambios de comportamiento, por ejemplo, dan vueltas por la casa o repiten las mismas preguntas.

Etapa tardía

En la última etapa de la enfermedad, la dependencia y la inactividad son casi totales. Las alteraciones de la memoria son graves y los síntomas y signos físicos se hacen más evidentes. Los síntomas incluyen:

  • Una creciente desubicación en el tiempo y en el espacio.
  • Dificultades para reconocer a familiares y amigos.
  • Una necesidad cada vez mayor de ayuda para el cuidado personal.
  • Dificultades para caminar.
  • Alteraciones del comportamiento que pueden exacerbarse y desembocar en agresiones.

La intervención inmediata es la clave

  • Diagnosticarla precozmente para posibilitar un tratamiento precoz y óptimo.
  • Optimizar la salud física, la cognición, la actividad y el bienestar.
  • Identificar y tratar enfermedades físicas concomitantes.
  • Detectar y tratar los síntomas conductuales y psicológicos problemáticos.
  • Proporcionar información y apoyo a largo plazo a los cuidadores.

La enfermedad de alzhéimer es un trastorno neurodegenerativo que se caracteriza por el deterioro continuo de la memoria, el comportamiento y las habilidades sociales, lo que finalmente afecta la capacidad de una persona de vivir de manera independiente.

Chilenos proponen tratamiento contra el alzhéimer con nanopartículas de oro

Leer más