Buenavida

Dele buen uso a su corrector de ojeras

Para lograr un acabado impecable, antes de comprar este cosmético analice su tipo de mancha para elegir el indicado según tono de piel y textura.

Mujer maquillando el contorno de ojos
El corrector de ojeras puede aplicarse sutilmente con el dedoShutterstock

En estos tiempos de pandemia y mascarillas, la mirada se ha vuelto el punto focal del rostro. Las cejas y los ojos toman protagonismo, por eso no permita que las temidas manchas oscuras alrededor de ellos arruinen su belleza. Una opción consiste en camuflarlas con un buen corrector de ojeras, con el que además podrá cubrir manchas, granos y los signos del envejecimiento y cansancio.

Es el producto imprescindible del neceser, con él conseguirá ese efecto iluminador alrededor de sus ojos. Por eso es importante que conozca cuál es el color de su piel, así como los tipos y formas de aplicación.

Las opciones son diversas, la experta en belleza Kristel Álvarez aconseja:

Texturas del corrector

  • Barra: Su consistencia al ser completamente sólida ofrece una alta cobertura, por eso aplique solo una pequeña cantidad y difumine bien para evitar marcar las líneas de expresión. Es ideal para la noche o maquillaje de fotografía. Si tiene ojeras con arrugas busque otra opción.

  • Crema: Al ser de textura densa es el adecuado para tratar ojeras e imperfecciones profundas. Puede usar su dedo anular para aplicarlo, el efecto de calor hará que se funda en su piel.

  • Líquido y con aplicador: Es el más sencillo y fácil de usar. Permite marcar los trazos con mayor precisión y dispensar el producto con facilidad y delicadeza.

Correctores de diversas texturas
Los correctores vienen en diferentes colores y texturas.internet

Un tono para cada imperfección

  • Beige: Es el tono universal, adecuado para iluminar y emparejar el color de la piel y camuflar las ojeras. Si no tiene que hacer correcciones antes, puede usarlo directamente sobre ella.

  • Anaranjado o salmón: Se usa para disimular ojeras en tonos azulados.

  • Verde: Apropiado para cubrir rojeces, granos y pequeñas cicatrices o venitas.

Con el corrector se puede tratar no solo las ojeras sino problemas como marcas de acné o granitos y camuflar pigmentación marrón bajo los ojos.

¿Cómo aplicarlo?

Kristel Álvarez aconseja que:

  •  Antes de colocar el corrector es importante poner una crema de contorno de ojos para suavizar la zona e hidratarla; “de esta forma evitará que el producto se cuartee o que se marquen aún más las líneas de expresión”.

  • Si necesita hacer una modificación aplique primero el color correctivo (salmón o amarillo) y luego el beige. Tome una pequeña cantidad del producto y difumínelo con una esponja, brocha o simplemente con el dedo anular, mientras da ligeros golpecitos en la zona. Selle con polvos compactos que pueden ser traslúcidos o del mismo color del corrector. 

Tip:

  • Utilice solo la cantidad necesaria sin exageraciones, así evitará el efecto 'oso panda'. Para disimular las ojeras, lo mejor es aplicar el corrector del lagrimal al exterior, con suaves toques con el dedo anular para obtener un resultado natural. Si tiene un corrector más oscuro que su color de base no lo bote, le servirá para hacer contornos.