Cómo cuidar tu salud en las vacaciones

  Buenavida

Cómo cuidar tu salud en las vacaciones

Antes de iniciar el viaje, planifica no solo tu destino. Fíjate también en cómo evitar alguna enfermedad.

vacaciones
Cuando prepares tu vieja, no olvides guardar también un pequeño kit con medicinas.Shutterstock

Por estos días, los estudiantes salen de vacaciones en la Costa y muchos padres de familia aprovechan para pedir también unos días de descanso en su trabajo y poder salir de viaje. Organizan todo, desde la fecha de partida, el destino, el transporte que usarán y el hotel al que llegarán. Al parecer tienen todo bajo control, pero olvidan una parte importante: las medidas de prevención en salud.

Un viaje implica varios cambios, como por ejemplo, de alimentación. En algunos casos, cuando se trata de traslados al exterior también pueden involucrar horarios distintos a los habituales y hay que tomar pequeñas medidas para que esos momentos que capturamos casi a cada instante en fotografías no terminen en alguna dolencia.

Cólico

Escoge mejor los alimentos durante tu ciclo menstrual

Leer más

El gastroenterólogo Jorge Flores recomienda que para evitar malos ratos, cuando te vas a otra ciudad o país, trates de ingerir comidas parecidas a las nuestras y además es importante que evites mezclar alimentos exóticos.

Debes tomar en cuenta que también es imprescindible que lleves un pequeño kit viajero por cualquier imprevisto, con medicamentos básicos.

La odontóloga María Herrera recomienda que tu bolso incluya un cepillo de dientes y una pasta dental pequeña, pues no se puede dejar el buen hábito del cepillado cuando vacaciona. Reconoce que cuando la gente sale de viaje, deja el hotel en la mañana y no regresa hasta la noche, pero lo importante es que donde estés, busques un baño para lavarte.

EXPRESO te indica qué no debe faltar en tu maleta y cómo protegerte para volver más relajado, con muchas anécdotas, y sin que tu estómago o piel sufran algún tipo de estrago.

  • No olvides el agua

Anda preparado. Si hay algo que no puede faltar en tu mochila es una botella de agua. La deshidratación por esas largas caminatas que solemos dar cuando viajamos y mucho más si hay sol, nos dejarán cansados. Además, llevar tu propia agua te evitará comprar en la calle con la duda que implica su procedencia.

  • Protege tu piel

Si tu destino incluye una playa, es básico que lleves tu bloqueador solar con SPF mayor de 50 y que te proteja contra los rayos UVB y UVA. Debes reaplicártelo cada dos horas, pero si eres de los que les gusta meterse al agua, deberás colocarte el producto más seguido. No olvides también evitar exponerse demasiado entre las 10:00 y las 16:00.

  • Aprovecha para ejercitarte

Un viaje es una buena oportunidad para hacer ejercicio, pues los paseos te permiten hacer grandes recorridos. Para eso, de ser posible, trasládate caminando de un lugar a otro, en lugar de usar taxi u otro medio de transporte. Para ello, usa zapatos y ropa cómoda. Si te hospedas en un hotel con gimnasio, aprovéchalo.

  • Ten cuidado si manejas

Si viajas en tu vehículo, toma precauciones, como comprobar que el carro esté en buenas condiciones. No excedas la velocidad y evita conducir si te encuentras agotado. Pide a alguien que lo haga por ti. Si debes manejar muchas horas, toma descansos para que no sufras de dolores de espalda por estar mucho tiempo sentado.

  • Guarda un kit de medicinas

Siempre es importante que uno de los miembros de la familia se encargue de armar un pequeño bolso para posibles imprevistos. Este debe incluir alcohol o agua oxigenada, esparadrapo, algodón, repelente de insectos, analgésicos, antialérgicos, antiinflamatorios y sobres de hidratación oral, además de antiácidos. Y si tienes una enfermedad crónica, no olvides tomar su medicación diaria.

  • Lleva algo para picar

Antes de hacer un viaje, usa la tecnología para conocer qué lugares para abastecerte de alimentos tendrás cerca. De lo contrario, lleva contigo cosas que puedas picar, como galletas o barras energéticas. También podrías incluir chocolates si recorrerás tramos largos y necesitas recargar energías.

  • Trata de dormir lo suficiente

Cuando viajas a un país con otro huso horario, aparecen problemas para dormir, pero también hay quienes los tienen por el simple hecho de no estar en su cama, ya que generalmente descansan en un colchón distinto, con otro tamaño y firmeza. Intenta al menos mantener tu horario de sueño y cierra bien las cortinas para que no te entre luz.

  • Escoge bien dónde comer

Una de las primeras cosas en las que pensamos cuando llegamos a otra ciudad es en probar todo lo típico de allí; pero hay que tener cuidado. Al menos, no coma más de un alimento distinto al habitual en el mismo día. Y prefiera lugares recomendados para que no se lleve sorpresas. Hay apps para ubicar restaurantes y que incluyen calificaciones y comentarios de clientes.

Los cambios en los alimentos cuando se viaja pueden producir desórdenes intestinales.

Jorge Flores, gastroenterólogo

La placa bacteriana se forma rápidamente y por eso es importante que no te descuides.

María Herrera, odontóloga