Camila y Verónica y su insólito arte

  Buenavida

Camila y Verónica y su insólito arte

Estampados atrevidos, colores vibrantes y mucha feminidad son parte de sus diseños en vestuario y líneas para el hogar. 

Camila (33) y Verónica (43) Burbano
Las hermanas Burbano.cortesía

Hermanas, profesionales y socias. Camila (33) y Verónica (43) Burbano de Lara son todo eso y, probablemente, aún más. Son las fundadoras de Insólito, una marca de estilo de vida que les permite explayar su creatividad y necesidad de conjugar la hermandad con la vida laboral.

Sus diseños, que van desde lo textil hasta el hogar, tienen un sello característico, que son los estampados y la riqueza cromática. Estos hacen que sus productos no solo destaquen en la esfera quiteña, sino que empiecen a sonar a nivel de Latinoamérica, al punto de que sus insólitas creaciones ya aparecen en páginas de revistas como Vogue.

Emprendiendo entre hermanas

En su ADN viene la pasión por el arte y la moda. “Desde pequeñas mi mamá siempre nos inculcó recorrer museos y así fue desarrollándose nuestro gusto por el diseño”, cuentan.

Con los años, Camila explayó su gusto desde lo digital, tras apuntarse a la carrera de diseño gráfico en el Pratt Institute en Nueva York. Mientras que Verónica, por su parte, se preparó en el área comercial en ESADE Business School en Barcelona, donde recibió su MBA en emprendimiento.

Al retornar al país, con la trayectoria laboral a cuestas, notan que juntas son el complemento perfecto para asociarse e imponer una propuesta interesante. “Siempre hemos sido muy unidas, nos queremos mucho y sabemos las fortalezas de cada una. Eso ayuda a que podamos trabajar en equipo”, explica Verónica.

Es así que en 2016 lanzan sus primeras unidades bajo el nombre Insólito, en las que el hilo conductor son los estampados trabajados digitalmente por Camila. Ella se encarga de perfeccionar las formas y lograr distintas paletas de colores. De ahí que a partir de la sublimación, se iniciaron sobre elementos de decoración de interior como papel tapiz, telas para muebles, los cuales fueron llevados a ferias en México, Miami, Panamá, y asimismo los ofertaban en constructoras para espacios residenciales y comerciales. La acogida fue tal, que de a poco comenzaron a tantear la idea de plasmar aquellos prints sobre básicos de armario.

En el slow fashion

No fue hasta un poco antes de la pandemia cuando decidieron abrirse al mundo de la moda. Así, tras un proceso de evaluar las texturas, obtuvieron como resultado una estética original y sofisticada que de inmediato ha generado atracción al ojo de las más fashionistas.

En cuanto a las estampas, Camila precisa que la mayoría de veces parte de la cultura local, del realismo mágico de sus viajes por Ecuador, y otras veces no hace más que expresar lo que siente en el momento.

Aquello es lo que matiza las piezas, que van desde kimonos hasta sets de camisas y pantalones que son confeccionados por un equipo de mujeres. “Nuestro equipo es netamente femenino, tanto en el taller como con los proveedores”, comenta Camila.

Aunque en este rubro llevan apenas dos años, sostienen que su rumbo es lo ecofriendly. “Trabajamos con poliéster reciclado y no confeccionamos en masa, preferimos presentar colecciones cápsula”, afirma Camila.

Esto hace que sus básicos tengan cada vez más ‘Insólito´s lovers’ y sean lucidos en la playa o la ciudad.

Crecimiento en pandemia

En los tiempos de cuarentena la creatividad de Camila no se detuvo y dibujar fue la mejor forma que encontró para desfogarse.

Es entonces que decidieron ir por más. Lanzaron líneas de charoles con estampas y colores vibrantes, en los que más es más.

Asimismo, lograron posicionarse más en el ámbito de la moda a través de prendas cómodas y versátiles. “Tratamos de promocionar a Ecuador a través de nuestra marca. Al momento, ya estamos presentes en tiendas multimarcas de ciudades como Miami y México, lo que nos ayudó a que tengamos espacios en las páginas de Vogue y asimismo en eventos que reúnen a diseñadores latinos”, enfatiza Verónica.

Tampoco han temido reinventarse, pues se han abierto a otras técnicas, entre esas el crochet. De la mano de artesanos ecuatorianos lograron trasladar sus prints a piezas como los chalecos, con inspiración floral.

Es así como estas hermanas van haciendo conocer sus creaciones, en las que los estampados no tienen límites.

Camila (33) y Verónica (43) Burbano
Creación de las hermanas Burbano.cortesía

Sublimar es tendencia

Gracias a esta técnica, los collages, las mezclas de color y formas no son un problema. El hecho de que los prints se vean en alta definición es lo que ha llevado a muchos diseñadores de varios rubros a optar por la impresión. Hoy en día podemos ver este proceso en casi cualquier pieza, desde vestuario hasta artículos para decoración del hogar.

Personal

  • Quiteñas.
  • Camila estudió diseño gráfico en Nueva York.
  • Verónica tiene un MBA en emprendimiento en ESADE Business School en Barcelona.
  • Son cofundadoras de la marca de estilo de vida Insólito.