Buenavida

‘Bye bye’ a las huellas del acné

La dermatóloga Ana Luisa Loaiza explica cuáles son las mejores opciones para reducir estas cicatrices en la piel.

acné
Antes y después de rostro con secuelas de acné.Shutterstock

Durante la juventud, la tersura de la piel puede perderse debido a la aparición del temido acné y las secuelas que deja a su paso, como las cicatrices atróficas (pequeñas hendiduras) o hipertróficas (elevación del tejido) que generan irregularidades en la textura. Así lo afirma Ana Luisa Loaiza, médico cirujana, especialista en dermatología.

Para la profesional, lo positivo es que luego de que el paciente ha pasado los controles médicos y no haya lesiones inflamatorias (como barros, pústulas, nódulos o quistes), existen diversos tratamientos que los dermatólogos pueden realizar para mejorar la apariencia de la piel.

En cabina

Son indicados para cicatrices de uno a cinco milímetros de profundidad. La especialista recomienda combinar procedimientos y el número de sesiones varía según cada necesidad.

  • Peeling. 

La aplicación de ácidos (como el tricloroacético, salicílico o glicólico), van a permitir una regeneración o remodelación del colágeno.

  • Microdermoabrasión. 

El uso de la aparatología con punta de diamante y presión al vacío genera un lisado en la epidermis. Esto también ayuda a incrementar el colágeno en la zona.

  • Láser CO2.

Promete una mejoría de un 50 al 80 %. Eso sí, las pieles oscuras deben tener cuidado porque podría generar más manchas.

  • Relleno. 

Se aplica ácido hialurónico o grasa autóloga (obtenida del propio paciente) para que la cicatriz se levante y nivelar la textura para que no luzca tan profunda. El ácido hialurónico tiene un efecto de nueve meses aproximadamente y la grasa autóloga entre uno y cuatro años.

Microdermoabrasión
Tratamiento de microdermoabrasiónlev dolgachov
manos

Suavidad en sus manos

Leer más

Debe saber

El acné es una enfermedad inflamatoria crónica que no tiene curación, pero se puede controlar a través de un tratamiento que debe ser indicado por un dermatólogo. Generalmente afecta al 80 % de las personas. Suele iniciar desde los 11 años y puede llegar hasta la edad adulta. Su aparición tiene varias causas como los cambios hormonales, factores genéticos, uso incorrecto de productos en la rutina de aseo del rostro, y una alimentación alta en carbohidratos y lácteos.

¿Las mascarillas son útiles?

Las de arcilla o con retinoides sí ofrecen mejoría a las pieles acneicas. Sin embargo, Loaiza no recomienda las opciones caseras (como avena, café, azúcar, miel), porque, en algunos casos, podrían causar mayor hinchazón, irritación e infecciones.

Recuerde

  • Si la secuela de acné tiene más de seis milímetros de profundidad se recomienda optar por métodos quirúrgicos.
  • Si la piel es grasa se aconseja el uso de jabones seborreguladores. El protector solar a usar debe ser en loción o gel. No utilice los cremosos porque son muy pesados para este tipo de piel.