Buenavida

El milenario “Bosque de los Arrayanes” fue declarado como protegido

La zona protegida contempla un remanente de bosque alto andino atípico, inmerso en un paisaje cultural, con una extensión de 17.2 hectáreas

bosque
Una vista aérea del bosquecortesía

Para proteger su biodiversidad,  cuencas hidrográficas, nacientes o depósitos de agua y las cejas de montaña, el Ministerio del Ambiente y Agua firmó el acuerdo con el cual se oficializó la Declaratoria de Bosque y Vegetación Protector al “Bosque de los Arrayanes”, de 17 hectáreas, el cual está ubicado en la parroquia San José del cantón Montúfar, de la provincia del Carchi.

Agua

La ONU alerta del peligro de la mercantilización del agua en su Día Mundial

Leer más

El Ministerio insistió en que con esta declaratoria busca promover la conservación de este ecosistema único y su biodiversidad, que actúan como zonas de amortiguamiento, refugio de vida silvestre y hace el papel de corredor de conectividad con otros ecosistemas frágiles presentes en la zona, constituyéndose en un área de interés para la investigación científica ambiental y forestal, que permite implementar políticas ambientales, sociales y económicas para el beneficio de las poblaciones involucradas en su manejo.

"La lucha para lograr mantener un estilo de desarrollo sustentable, respetuoso de la cultura, tradición y conservación de los recursos naturales, han hecho poco a poco que las comunidades rurales incursionen en la senda del turismo comunitario", expresó a propósito Marcelo Mata, ministro del Ambiente y Agua.

Captar recursos

Sin embargo -aclaró-, las condiciones de manejo y control de los sitios turísticos implementados en la zona requieren aunar esfuerzos personales e interinstitucionales para su manejo sostenible y el fortalecimiento del turismo comunitario.

"Es por ello que se articuló con el Gobierno Autónomo Descentralizado de Montúfar esta acción para establecer normas de ordenamiento y manejo integral; puesto que un bosque protector representa la posibilidad de captar recursos de cooperación internacional para efectivizar las acciones de conservación de estas importantes áreas”, agregó Mata.

Un mundo mejor

Andrés Ponce, alcalde de Montúfar, expresó que “cuando trabajamos en conservar la vida no estamos midiendo si se genera o no recursos económicos, estamos viendo la posibilidad de dejar un mundo, un ambiente adecuado para nuestras futuras generaciones; ese el compromiso más grande de todos los que apostamos por seguir teniendo un equilibrio en la naturaleza, y con este reconocimiento abrimos las puertas para fortalecer nuestro patrimonio en bienestar de nuestra población”.

puente 1

El cruce a la Isla Santay luce deteriorado

Leer más

Adicionalmente, con el apoyo del Programa Nacional de Reforestación y el Programa REM (REDD Early Movers), se entregó al municipio insumos y herramientas necesarias para fortalecer y potenciar el vivero del cantón, con el propósito fundamental de la producción de plantas nativas para la continuación del desarrollo de procesos de restauración en el país.