Ale Bayas: “Ser artista es un acto de fe”

  Buenavida

Ale Bayas: “Ser artista es un acto de fe”

Toda una vida dedicada a la música dan cuenta de una carrera sostenida y con momentos memorables que la artista comparte en SEMANA.

Ale Bayas, cantante y compositora ecuatoriana
Se siente una mujer bendecida que ha recibido muchas cosas buenas de las manos generosas de Dios.Cortesía

“Creo que hay que estar medio loco para elegir la música como profesión o medio de vida, sobre todo en Ecuador porque le falta mucho para tener una industria consolidada en el arte. ¡Es un salto de fe! Pero para quien tiene esta vocación es imposible abandonar el oficio”, afirma Ale Bayas, pianista y compositora que tiene mucho por contar sobre una carrera ininterrumpida que le ha traído muchas satisfacciones.

Su formación data desde antes de cumplir los 4 al ser una dotada en el campo musical. Esta inclinación natural se reforzó gracias a un consistente aprendizaje que resulta el abrebocas de una exquisita carrera artística que ha cosechado más de 12 discos con su insignia. El próximo éxito: Un sencillo compuesto con el reconocido compositor y cantante Ricardo Perotti, con quien ha transitado cercanamente desde sus inicios.

Su amor por el piano, dice, se lo debe a Angela Rushanyan -actual directora de la cátedra de piano del Conservatorio Nacional- que la formó tempranamente mientras estudiaba en la Filarmónica de Quito cuando chica. En ese lapso su actuación como cantante y pianista no pasó desapercibida en el ojo público al grabar 9 discos entre los 6 y 17 años -algunos para Unicef o Fundación Natura-, y, vale destacar, fue quien grabó el tema oficial de la firma de paz entre Ecuador y Perú en el 99, cuando apenas tenía 16 años. Su talento se puso de manifiesto también al participar como solista de la Orquesta Juvenil ecuatoriana y como solista de orquesta de cuerdas de la Orquesta Sinfónica Nacional -a los 12 y 16 años.

Ale Bayas
Entre los 6 y 17 años, Ale grabó 9 discos.Cortesía

Argentina, su corazón en el jazz

Ale ha mantenido un prolongado romance con el jazz, género que empezó a conocer en la USFQ de Berklee College of Music y acabó conquistándola en Buenos Aires, donde continuó sus estudios de piano, armonía y arreglos con el maestro Adrián Iaies -pianista, compositor y productor nominado al Grammy-. Culminó sus estudios académicos en la Escuela de Música Contemporánea de la mano del maestro Ernesto Jodos- combinando estudios de arreglos y composición con el maestro Daniel Montes. Todos ellos impactaron positivamente en una temprana carrera que iba con viada y sin parar:

“Grabé mi primer trabajo Daydream, como solista en Buenos Aires bajo la producción de Adrián Iaies y junto al sello discográfico S-Music Records y la distribución de Sony/BMG. A raíz de este disco que salió en el número 3 de ranking de ventas de discos en la revista Rolling Stone-2008-, se me abrieron muchas puertas. Fui invitada a tocar en varios festivales internacionales y abrí el show de Walter Malosetti, una leyenda del jazz argentino, en el San Isidro Jazz. Compartí escenario con grandes músicos como Iaies o Ernesto Snajer, y me presentaba todas las semanas en varios clubes de Buenos Aires con mi cuarteto de jazz”.

Pero aún hay más. La artista trabajó con el reconocido productor Juan Blas Caballero -ganador de 7 premios Grammy-, con quien, entre otras cosas, realizó las campañas para la Coca-Cola en Latinoamérica en el año 2008 y 2009. En el 2011 grabó en Argentina su segundo álbum de jazz ‘A time for love’, producido por Iaies y editado por S-Music Records de Argentina. A su regreso a Ecuador la artista retoma el piano junto a Juan Fernando Velasco, con quien hizo giras dentro y fuera del país. En el camino ha trabajado con artistas de gran talla nacional e internacional como los antes mencionados y Pancho Terán, Paulina Aguirre, Israel Brito, Ricardo Williams, Alberto Caleris, Christian Mejía, María Isabel Albuja, Rafhaell Arcaute -15 premios Grammy-, Juan Blas Caballero, Ernesto Snajer, Natalia Pastorutti, Esteban Acosta, entre otros.

Ale trabaja en un álbum que saldrá en marzo de 2022, producido por Pablo Aguirre -ganador del Grammy-, y grabado en Los Ángeles: “Este es el álbum más personal que he grabado”, expresa.

Su proyecto más importante

Ale afirma que ha sido un reto manejar su carrera siendo madre de 3 pequeños (de 9, 7 y 5 años), pero sin duda su prioridad es su familia. Casada hace 10 con Juan Carlos Holguín (excandidato a la Alcaldía de Quito y actual asesor presidencial), confiesa que ha tenido que bajar de velocidad a nivel profesional, mas sin embargo, no lo resiente pues ellos son su proyecto de vida más importante: “Me reafirmo en mi decisión cada día de poner a mi familia en el primer lugar, luego, todo lo demás. Y eso me hace muy feliz”.

Con Juan Carlos su encuentro fue providencial y vale contarlo porque la historia es emotiva por donde se mire: “Yo soy católica y cuando vivía en Argentina cantaba en una iglesia todos los domingos. Fue entonces cuando Juan Carlos llegó -después de una larga crisis con la iglesia-, y se me acercó al finalizar la misa para preguntarme de dónde era. Así empezó todo. Estuvimos 3 años a la distancia, pero el amor y la determinación acabaron en matrimonio. No fue fácil para mí regresar de Buenos Aires porque ya tenía una vida allá y me iba bien con la música, pero con Juan Carlos hicimos este proyecto de vida que nos ha hecho muy felices y tenemos 3 hijos que son lo más importante para los dos: Gabriel, Irene y Sebastián”.

Ale Bayas en compañía de su esposo e hijos
En compañía de su esposo e hijosCortesía

Sus más recientes producciones

En 2018 Ale lanza su último disco, ‘Despertar’, con composiciones propias, producido por Juan Blas Caballero y grabado en Buenos Aires y Miami. “El más reciente sencillo saldrá a finales de octubre, compuesto por Riccardo Perotti, mi hermano del alma. Es realmente un sueño cumplido poder trabajar con un artista tan grande, al que admiro muchísimo. Es un tema pop que se llama ‘Mundo perfecto’, y está grabado en Miami, en el legendario estudio de grabación Criteria Studios”.

Cara a cara

  • ¿Qué le enorgullece?

El gran corazón de mi esposo Juan Carlos.

  • ¿Algo que no debió hacer?

Angustiarme por el futuro.

  • ¿Muy delgada siempre…? ¿Su alimentación?

Trato de comer saludable, mucha fibra, alimentos integrales, vegetales, frutos secos y mucha agua.

Igual me encanta comer postre los fines de semana, y una copita de vino o dos (risas).

  • ¿Su debilidad?

Soy muy ansiosa.

  • ¿Sus desafíos diarios?

Estar serena para enfrentar los retos del día. Ser paciente con mis hijos y mostrar una sonrisa a todas las personas que se me acercan.

  •  ¿Cuál es su mirada de sí misma?

Soy una persona que lucha cada día por dar lo mejor de sí, de ser buena madre, esposa y amiga, buena hija y profesional, y que comete muchos errores en el camino. Pero sobre todo una mujer bendecida que ha recibido muchas cosas buenas de las manos generosas de Dios.

  • ¡Talla petit! ¿Cuánto mide? ¿Su altura ha sido alguna vez un problema?

Soy “trés petit!” (risas) ¡Mido metro y medio! La altura sí puede ser un problema cuando estoy en el supermercado y no alcanzo a coger las cosas de arriba (risas). Me río de mí misma y es la mejor terapia. Cuando era adolescente sí quería ser más alta, pero luego ya no me molestaba. Soy feliz de ser como Dios me hizo.