Afirmaciones y decretos para una vida feliz

  Buenavida

Afirmaciones y decretos para una vida feliz

Utilizarlos en su vida diaria es hacer valer el derecho divino de conectarse con el universo de las oportunidades

Los pensamientos positivos atraen cosas buenas
Ser positivos aumenta la sensación de bienestar y abre la mente para mejoras y cambios en el estilo de vida.Shutterstock

Afirmar es un medio sencillo y práctico para crear la realidad que desea. Las afirmaciones positivas nos dan la oportunidad de ser y estar en consciencia con lo que pensamos, decimos y creemos; es construir de manera consciente nuevas y mejores verdades, y dejar de ser un espectador o víctima de las situaciones que suceden en el día a día.

Decretar y afirmar disminuyen el estrés, aumentan la sensación de bienestar y abren la mente para mejoras y cambios en el estilo de vida. Esto no es magia ni charlatanería, todo comienza con el diálogo mental, la idea es transformar los pensamientos negativos en positivos.

Reemplazar las palabras

Nuestro diálogo interno es determinante a la hora de aportar hábitos sanos o dañinos en la vida. Hay que reprogramar la mente subconsciente, dejar de usar frases como: no puedo, es difícil, no tengo, nada me sale bien, y reemplazarlas por: sí puedo, lo voy a hacer, es sencillo, todo está en el correcto orden divino.

Con cada pensamiento que se tiene se crea una emoción y esta es energía en movimiento, que emite una vibración y una frecuencia; somos por lo tanto una antena que manda y recibe constantemente vibraciones electromagnéticas. Seamos o no conscientes estamos difundiendo ondas de alegría, confianza, fe, gratitud o enojo, rechazo, miedo. Somos un imán y como tal, no atraemos lo que queremos sino lo que somos.

Decretar es declarar que algo es verdad y reconocer el propio poder de creación que tenemos.

Creer para crear

-Cuando se hace una afirmación, se busca crear algo bueno en la vida, pero si en lo profundo del ser, hay una creencia de que no se es digno de aquello, esta no se va a hacer realidad. Por ejemplo, si repite “mi corazón está abierto y receptivo a dar y recibir amor” pero sus experiencias pasadas se lo impiden, es preferible primero ser consciente de aquello que obstaculiza abrirse al amor.

-Acompañe las afirmaciones con acciones. Si lo que desea es bajar de peso pero lleva una vida sedentaria, con malos hábitos alimenticios y sin descansar lo suficiente, de nada sirve repetir “estoy en mi peso ideal”.

- Hay palabras que el cerebro las acepta mejor, por ejemplo: “Debería levantarme temprano y hacer ejercicio” versus “elijo cuidarme o levantarme temprano y salir a caminar”, “debería hacer dieta” versus “elijo comer sano”.

Cómo manifestar sus intenciones

  • Deben ser claras y directas.

  • Lo más breves posibles.

  • Siempre en presente.

  • En lenguaje positivo, jamás negativo.

  • Repetirlas en voz alta con confianza y autoridad.

Ejemplos de afirmaciones

Elabore las que desee para una práctica diaria, escoja la mañana al despertar o al acostarse (para que sea el último pensamiento del día), no más de 5 o 7. Para que las afirmaciones sean fáciles de guardar en la mente subconsciente, pueden ser escritas, habladas o ambas si desea reforzar.

  • Confío en mi intuición y siempre tomo decisiones acertadas.

  • Estoy centrado en mis objetivos y disfruto mi trabajo.

  • Elijo pensar positivamente y crear una vida maravillosa y exitosa.

  • Tengo el poder para crear todo lo que necesito y deseo.