Zona minada

  Actualidad

Zona minada

Latinoamérica, ¡qué complicada eres! Si tuviera que enlistar las características que te hacen única no sabría qué describir. ¿Narcotráfico o corrupción? No queda claro si son elementos diferentes. Latinoamérica, sin instituciones fuertes, sin cultura histórica democrática, se convirtió en tierra de nadie. Los cárteles de la droga reclaman este territorio con su bandera. Sus gobiernos deciden ignorarlo, o se benefician en menor o mayor medida. ¿Menor medida? Cuando funcionarios o representantes aceptan sobornos o permiten su paso, por ej. en la frontera. Cuando a sus rutas, la noche del envío deciden no patrullarlas. Cuando estos Estados aún no capturados deciden implementar una medida que va a afectar las finanzas del narco (por ej., eliminar el subsidio de gasolina que encarece sus operaciones), terminamos pagando las consecuencias. En nuestro caso, operaciones sistemáticas y planificadas para desestabilizar al gobierno: los ataques a pozos petroleros no nacieron de improviso; su modo de operar corresponde a una planificación de meses. ¿Y los Estados involucrados en mayor medida? Venezuela los ampara y lucra de ellos. Se juntan en la lucha al lograr que coincidan sus intereses. Es un matrimonio que busca desestabilizar la región para hacerla su hacienda. En Ecuador este intento no habría podido darse sin la movilización de la Conaie. ¿Fue fortuito? Que grupos indígenas bloquearan el acceso a fuerzas militares mientras el crimen organizado paralizaba la producción de petróleo, ¿fue coincidencia? En todo caso, el descontento de este grupo es innegable. Lo mismo con Chile. Sería simplista e iluso responsabilizar de lo sucedido exclusivamente a estas “fuerzas revolucionarias extranjeras”. En Latinoamérica no existe el centro. Con la pasión como bandera, solo entendemos de extremos. Derecha, izquierda, derecha, izquierda. Cuando el “nuevo” implementa su agenda, es juzgado desde lo que se “perdió” con el anterior. Y el nuevo, en desconexión soberbia con la realidad, impone medidas que considera necesarias. Tal vez lo sean. Pero en zona minada no se trota, se camina de puntas.

colaboradores@granasa.com.ec