Violencia de genero: la mujer debe decidirse a romper el circulo de violencia

  Actualidad

Violencia de genero: la mujer debe decidirse a romper el circulo de violencia

El protocolo para salir del abuso es denunciar al agresor. Existen instituciones que pueden ayudar a la mujer.

Referencial. Las mujeres que sufren violencia intrafamiliar o de género temen denunciar al agresor.

Más de 9.300 casos de violencia de género se han registrado en la provincia del Guayas en lo que va del año. Esa cifra es la que reposa en las estadísticas de la Fiscalía. Esta entidad reporta, además, 71 femicidios en 2019.

Pudieron haber sido 72 si Pamela -cuyo caso fue publicado en este Diario el pasado 20 de noviembre-, no hubiese podido denunciar en Guayaquil a su presunto agresor, su exesposo, con quien vivió seis años de martirio, torturas y amenazas.

Mientras ella ponía la denuncia ese 3 de noviembre, en Angamarca, Cotopaxi, hallaban el cuerpo de un hombre con indicios de haberse suicidado. Era buscado como sospechoso del crimen de su pareja, Karina Rivera, de 27 años, en Quito. De este caso, al parecer, no hubo denuncias previas sobre agresión. Ella terminó muerta el 2 de este mes.

Hoy, que se conmemora el Día de la No Violencia contra la Mujer, expertos recomiendan la necesidad de cortar el círculo de la violencia. No callar, denunciar. Salir de este.

▶ Lee también: Cómo reconocer a un abusador en potencia

¿Qué hacer?

Anita Fernández, presidenta de la fundación Mujeres sin límites, fue la primera en conocer la vida de maltratos que tenía Pamela y decidió buscar asesoría para poder ayudarla. La recomendación que le dieron es que la mujer violentada debe salir y no callar, es decir, denunciar.

Pero lo más importante es tener la decisión de hacerlo, recalca Fernández. Una vez con la convicción de eso, la mujer debe huir apenas el hombre la haya violentado, salir corriendo y denunciar, para que así se pueda investigar la flagrancia.

“Una flagrancia es que el delito se haya cometido en menos de 24 horas para que pueda operar y pueda ser detenido el agresor”, explica Steven Reyes, abogado penalista.

Se debe observar, además, que exista una persona aprehendida, que se encuentren objetos como armas, instrumentos producto del hecho ilícito y huellas o documentos relativos a la infracción, indica la Fiscalía General del Estado.

Si la mujer fue víctima de un delito de violencia física, sexual o psicológica, los peritos realizarán los respectivos exámenes médico-legales.

Con estos se establecerán los días de incapacidad que se le otorgará a la afectada y de acuerdo con ese tiempo se determinará si el caso es un delito o una contravención, dice Reyes.

“Si es hasta tres días es una contravención, si es de cuatro a 31 días es una acción privada o querella y si es más de 31 días es un delito de lesiones”, explica el abogado. Los delitos son de acción pública y la Fiscalía puede actuar de oficio, añade.

Romper la cadena de abusos

La psicóloga Annabelle Arévalo, gestora de servicios integrales del Centro Ecuatoriano para la Promoción y Acción de la Mujer, explica que existen instituciones que ayudan a las mujeres de manera integral, cuando existen casos de violencia de género. La idea es que la mujer rompa esa cadena de abusos.

Fernández coincide con ella al decir que no se puede permitir que esta violencia siga ocurriéndoles a las mujeres, “porque entonces esto se vuelve un círculo. Porque ese hijo tuyo que crece viéndote cómo te violentan, cómo te insultan, cómo te pegan, él lo va a reproducir y piensa que es algo normal. O si tú viste que tu madre fue violentada, eso no es normal, no es correcto”.

▶ Lee también: Crónica roja: mujer es degollada en Durán

Las mujeres perdonan

“A mí todos me advirtieron que no vaya a desistir”, cuenta Pamela. “El policía, la fiscal, la otra policía. Me decían que no vaya a desistir (de denunciar), porque hay muchos casos en los que las mujeres perdonan a los maridos, los sacan, firman un contrato y regresan. Y al final terminan muertas”, le advirtieron a la joven.

Por su parte, Reyes lamenta que las mujeres entren en el círculo de la violencia. “El hombre le promete a la mujer que no lo volverá a hacer y en muchas ocasiones le dice que es su culpa, que ella misma generó esa reacción para violentarla, entonces la mujer se desvaloriza y vuelve; sucede la fase de la luna de miel o reconciliación y ella desiste de seguir con el caso”. Lo ideal es que se rompa con ese círculo. (KSG)

html
Noticias Ecuador y el Mundo | Expreso
Página no encontrada

Disculpe las molestias. La página que ha pedido no existe, ha sido borrada del servidor o ha habido algún problema al procesarla. Si el problema persiste o considera que el error no debería aparecer, póngase en contacto con nosotros.

Volver a la portada 404