Actualidad

La victoria de Trump deja a Mexico como el principal perdedor de la contienda

Rebelión. Manifestaciones ciudadanas contra la elección de Trump.

Ninguna otra elección deja tantos rastros fuera de su país como la estadounidense. Aquí el balance:

México

El gran perdedor. Los periódicos mexicanos se han despertado con titulares como “¡A temblar!” para estampar los principales temores del vecino más atacado durante la campaña del presidente electo. La fama de todo ese ataque desmedido ante un socio prioritario se la llevó el muro que dice el magnate neoyorquino que levantará entre ambas naciones. Pero eso es casi una ofensa sin importancia para los mexicanos comparado con lo que supone la renegociación del tratado de libre comercio o el control de envío de remesas. México saca más dinero de las remesas de sus inmigrantes en Estados Unidos que de sus ventas por petróleo, con cerca de 30.000 millones de dólares anuales de ingresos.

Además de ver en peligro sus acuerdos comerciales y contar con promesas en contra como la imposición de tasas arancelarias de hasta 45 % a sus productos, el país azteca amaneció ayer con la mayor devaluación de la historia del peso mexicano, con un mínimo del 13 % en ocho horas.

Cuba

También pierde. Durante la campaña el republicano cuestionó en duros términos la acción ejecutiva de Barack Obama que puso fin a 50 años del congelamiento de relaciones con la isla y lo llevó a visitar el país de los Castro para abrir una embajada americana. Trump no solo ha sido crítico. Durante su última campaña en Florida, estado con alta densidad poblacional cubana donde ganó, prometió derogar el decreto. El Gobierno cubano reaccionó ayer anunciando la realización del Ejercicio Estratégico en todo el país, una maniobra de entrenamiento militar que no se lleva a cabo desde hace tres años, para elevar “la preparación de las tropas y la población para enfrentar las diferentes acciones del enemigo”.

El vicepresidente electo Mike Pence dio más detalles sobre los planes de Trump: “Cuando sea presidente, revocaremos las órdenes ejecutivas de Obama en Cuba”, adelantó. “Apoyaremos que continúe el embargo hasta que haya verdaderas libertades políticas y religiosas para la gente de Cuba. Donald estará con los cubanos que apoyan la libertad contra la opresión comunista”.

ISlam

Perdedores en incertidumbre. Trump no ha profundizado su estrategia para enfrentar la amenaza terrorista, aunque sí ha dicho que va a forzar a las naciones de Medio Oriente a involucrarse en la lucha contra el autodenominado Estado Islámico, conocido como ISIS por sus siglas en inglés.

Sin embargo, ha dado algunas pistas, como que pretende trabajar en conjunto con aliados árabes en Medio Oriente para combatir a ISIS, lograr una coalición militar agresiva para destruirlos basada en la cooperación internacional para terminar con su financiamiento, expandir la cooperación en inteligencia e interrumpir su propaganda.

También pretende cortar las fuentes de ingreso de ISIS bombardeando campos petroleros que controlan en Siria e Irak y establecer métodos “mejorados” de interrogación para sospechosos de terrorismo, como ahogamiento simulado.

Por si fuera poco, cuando era candidato valoró frenar la entrada de musulmanes hasta encontrar “un método” que permita identificar a las minorías radicales.

Irán

Pierde bajo advertencia. Trump prometió este año desmantelar el acuerdo nuclear con Irán. Ese convenio garantizaría el carácter exclusivamente pacífico de las actividades atómicas de ese país del Medio Oriente, a cambio de levantar las sanciones internacionales y multilaterales. Por eso, en la madrugada de este miércoles, una vez que se conoció la victoria de Trump, el ministro de Exteriores iraní, Mohammad Javad Zarif, le instó a apegarse a los convenios internacionales.

Rusia

Gana el posible cierre de un impase eterno. Trump se ha mostrado abierto a mejorar las relaciones con Rusia. El republicano dijo durante la campaña que se llevaría bien con Rusia y elogió el liderazgo fuerte de Putin.

La admiración es mutua. En diciembre del año pasado, Putin habló de Trump en términos muy favorables: “Es una persona brillante y con mucho talento”, opinó.

China

Ganador pese a las promesas. Trump ha adelantado en la campaña que echará a la basura los acuerdos comerciales “injustos” que involucran al Asia Pacífico. Pero los medios estatales chinos habían apuntado a una preferencia de Beijing por Trump como “el candidato menos malo”, porque parece menos dispuesto a hacer frente a la nueva y más agresiva política exterior del gigante asiático, especialmente en el mar de la China Meridional.

Ninguna otra elección deja tantos rastros fuera de su país como la estadounidense. Aquí el balance:

México

El gran perdedor. Los periódicos mexicanos se han despertado con titulares como “¡A temblar!” para estampar los principales temores del vecino más atacado durante la campaña del presidente electo. La fama de todo ese ataque desmedido ante un socio prioritario se la llevó el muro que dice el magnate neoyorquino que levantará entre ambas naciones. Pero eso es casi una ofensa sin importancia para los mexicanos comparado con lo que supone la renegociación del tratado de libre comercio o el control de envío de remesas. México saca más dinero de las remesas de sus inmigrantes en Estados Unidos que de sus ventas por petróleo, con cerca de 30.000 millones de dólares anuales de ingresos.

Además de ver en peligro sus acuerdos comerciales y contar con promesas en contra como la imposición de tasas arancelarias de hasta 45 % a sus productos, el país azteca amaneció ayer con la mayor devaluación de la historia del peso mexicano, con un mínimo del 13 % en ocho horas.

Cuba

También pierde. Durante la campaña el republicano cuestionó en duros términos la acción ejecutiva de Barack Obama que puso fin a 50 años del congelamiento de relaciones con la isla y lo llevó a visitar el país de los Castro para abrir una embajada americana. Trump no solo ha sido crítico. Durante su última campaña en Florida, estado con alta densidad poblacional cubana donde ganó, prometió derogar el decreto. El Gobierno cubano reaccionó ayer anunciando la realización del Ejercicio Estratégico en todo el país, una maniobra de entrenamiento militar que no se lleva a cabo desde hace tres años, para elevar “la preparación de las tropas y la población para enfrentar las diferentes acciones del enemigo”.

El vicepresidente electo Mike Pence dio más detalles sobre los planes de Trump: “Cuando sea presidente, revocaremos las órdenes ejecutivas de Obama en Cuba”, adelantó. “Apoyaremos que continúe el embargo hasta que haya verdaderas libertades políticas y religiosas para la gente de Cuba. Donald estará con los cubanos que apoyan la libertad contra la opresión comunista”.

ISlam

Perdedores en incertidumbre. Trump no ha profundizado su estrategia para enfrentar la amenaza terrorista, aunque sí ha dicho que va a forzar a las naciones de Medio Oriente a involucrarse en la lucha contra el autodenominado Estado Islámico, conocido como ISIS por sus siglas en inglés.

Sin embargo, ha dado algunas pistas, como que pretende trabajar en conjunto con aliados árabes en Medio Oriente para combatir a ISIS, lograr una coalición militar agresiva para destruirlos basada en la cooperación internacional para terminar con su financiamiento, expandir la cooperación en inteligencia e interrumpir su propaganda.

También pretende cortar las fuentes de ingreso de ISIS bombardeando campos petroleros que controlan en Siria e Irak y establecer métodos “mejorados” de interrogación para sospechosos de terrorismo, como ahogamiento simulado.

Por si fuera poco, cuando era candidato valoró frenar la entrada de musulmanes hasta encontrar “un método” que permita identificar a las minorías radicales.

Irán

Pierde bajo advertencia. Trump prometió este año desmantelar el acuerdo nuclear con Irán. Ese convenio garantizaría el carácter exclusivamente pacífico de las actividades atómicas de ese país del Medio Oriente, a cambio de levantar las sanciones internacionales y multilaterales. Por eso, en la madrugada de este miércoles, una vez que se conoció la victoria de Trump, el ministro de Exteriores iraní, Mohammad Javad Zarif, le instó a apegarse a los convenios internacionales.

Rusia

Gana el posible cierre de un impase eterno. Trump se ha mostrado abierto a mejorar las relaciones con Rusia. El republicano dijo durante la campaña que se llevaría bien con Rusia y elogió el liderazgo fuerte de Putin.

La admiración es mutua. En diciembre del año pasado, Putin habló de Trump en términos muy favorables: “Es una persona brillante y con mucho talento”, opinó.

China

Ganador pese a las promesas. Trump ha adelantado en la campaña que echará a la basura los acuerdos comerciales “injustos” que involucran al Asia Pacífico. Pero los medios estatales chinos habían apuntado a una preferencia de Beijing por Trump como “el candidato menos malo”, porque parece menos dispuesto a hacer frente a la nueva y más agresiva política exterior del gigante asiático, especialmente en el mar de la China Meridional.