Actualidad

El vicepresidente Jorge Glas seguira preso en Quito

El Tribunal de la Corte Nacional de Justicia (CNJ) negó por improcedente el pedido de habeas corpus presentado por Eduardo Franco, abogado del segundo mandatario.

El vicepresidente Jorge Glas seguirá preso en Quito

El vicepresidente de la República, Jorge Glas, seguirá detenido. El Tribunal de la Corte Nacional de Justicia (CNJ) negó por improcedente el pedido de habeas corpus presentado por Eduardo Franco, abogado del segundo mandatario.

La jueza ponente Rosa Álvarez, luego de una deliberación de cerca de cincuenta minutos con los magistrados Asdrúval Granizo y Mark Benavídez, ratificó la orden de prisión en contra de Glas dictada por el juez Miguel Jurado.

Tras escuchar a las partes, los magistrados deliberaron a puerta cerrada en el segundo piso del edificio de la Corte. “Ni en su petición ni durante esta audiencia el solicitante pudo determinar que la detención sea ilegal e ilegítima, ya que fue ordenada por un juez competente y no se han violentado normas del debido proceso”, afirmó Álvarez, antes de denegar la solicitud.

La reacción no se hizo esperar. Eduardo Franco anunció que apelará el fallo ante el superior y que agotarán todas las instancias nacionales e internacionales para demostrar que se está cometiendo una injusticia en contra del vicepresidente Jorge Glas.

“La sentencia es diminuta, injusta, arbitraria e inconstitucional, porque en la audiencia demostramos la flagrante violación a los derechos humanos, a su independencia y libertad. Por esto vamos a apelar de manera inmediata esta decisión”, afirmó Franco.

“Yo estoy preso sin una sola prueba en mi contra. No hay nada que me vincule”, aseveró el vicepresidente Glas, quien intervino por cerca de ocho minutos. Insistió en que su detención se debe a la presión mediática y a que el tema se ha vuelto político más que jurídico.

“Estoy consciente de que voy a ser acusado en el juicio de asociación ilícita por la presión mediática”, aseveró Glas.

Juez será acusado de prevaricato

Una nueva acción en contra del juez Miguel Jurado se presentará hoy en la Corte de Justicia. Eduardo Franco lo acusará de prevaricato. El jurista argumenta que el magistrado adelantó criterio al haber anunciado una posible fuga de su defendido.

“El riesgo de fuga no puede ser potencial, sino comprobado”, sostuvo Franco. Anunció que llevará el caso del vicepresidente Glas a instancias internacionales por las “ilegalidades” cometidas.

El juez también fue recusado por la defensa del segundo mandatario, acusado de falta de idoneidad en el desempeño de sus funciones en este caso.