Venezuela: los caminos de la libertad

  Actualidad

Venezuela: los caminos de la libertad

No nos hacemos ilusiones pero, sin duda, el enorme esfuerzo cívico del pueblo venezolano en las calles de todas sus ciudades empieza a rendir frutos. El que Leopoldo López haya sido liberado de la prisión militar en donde durante múltiples ocasiones se lo sometió a humillantes violaciones de sus derechos humanos y ahora esté bajo arresto domiciliario es una prueba de ello.

Sin que medie ningún tipo de negociación, así lo ha señalado Lilian Tintori, ese alivio en su condición de preso político luego de más de tres años, da lugar a todo género de conjeturas pero, el hecho real es que continúan detenidos por oponerse políticamente a la dictadura más de cuatrocientos venezolanos.

Aunque insisto en que es absurdo producir argumentaciones jurídicas para contrarrestar los hechos violatorios a la Constitución de Venezuela elaborada por el propio régimen dictatorial, es importante que se aproveche la coyuntura para llevar adelante una consulta popular que entre otras cosas pide el apoyo del pueblo en su “demanda a la Fuerza Armada Nacional y a todo funcionario público a obedecer y defender la Constitución del año 1999 y respaldar las decisiones de la Asamblea Nacional”.

En efecto, mientras la dictadura cuente con las ahora denominadas Fuerzas Armadas Bolivarianas, será, tal cual viene siendo, muy alto el sacrificio a ofrendar por parte del pueblo venezolano para recuperar sus libertades. Ocurre que lo que fue un Ejército de Libertades ahora se ha convertido en un Ejército de Ocupación de su propio país y, para colmo de las desventuras, ese ejército que impulsó la independecia de buena parte en nuestra América ahora está contaminado por el mayor flagelo de nuestro tiempo: el tráfico de drogas, y se sabe de la existencia de un denominado cartel de los Soles, aludiendo a la insignia de los generales.

Resulta, en cualquier caso, que son múltiples las evidencias de profundas fracturas al interior del otrora monolítico bloque oficial. Más allá de la notable disidencia de la señora fiscal general, hay un chavismo crítico que toma cada vez más distancia de las políticas oficiales. Ojalá.