Venezolanas alzan su voz contra la represion

  Actualidad

Venezolanas alzan su voz contra la represion

Miles de mujeres protestaron ayer para mantener la presión contra el mandatario venezolano Nicolás Maduro, que respondió con una movilización de sus partidarias en rechazo a la “violencia terrorista” de las manifestaciones opositoras.

Protestas. “Soy madre y me duelen todos  esos jóvenes que ha asesinado vilmente este régimen dictatorial”, Anais Gil, docente de 30 años

Miles de mujeres protestaron ayer para mantener la presión contra el mandatario venezolano Nicolás Maduro, que respondió con una movilización de sus partidarias en rechazo a la “violencia terrorista” de las manifestaciones opositoras.

Vestidas de blanco, con flores y carteles que pedían “no más represión”, las opositoras encabezadas por varias diputadas intentaron llegar al Ministerio de Interior y Justicia en el centro de Caracas.

Aunque un cordón militar impidió el avance de la marcha, la viceministra Rosaura Navas, de la cartera de Interior y Justicia, se acercó hasta la barrera y escuchó por unos minutos las exigencias de las parlamentarias, recibió los carteles condenatorios y se retiró.

Varias mujeres mostraron los senos en señal de protesta. “No tenemos escopetas, nuestras armas son las tetas”, gritaban a los militares.

“No vamos a dejar las calles hasta lograr la libertad de Venezuela. A los militares pedimos: no disparen contra el pueblo desarmado”, expresó la dirigente María Corina Machado.

Manifestaciones similares fueron convocadas en otras ciudades, como San Cristóbal.

En tanto, mujeres chavistas marcharon hasta la Defensoría del Pueblo, en el centro de la capital, adonde las protestas opositoras no han podido llegar. Allí entregaron un documento en rechazo a lo que llamaron la “violencia terrorista” de la oposición.

Las protestas contra Maduro, que exigen elecciones generales como solución a la grave crisis política y económica, dejan 36 muertos y centenares de heridos y detenidos.

La organización Human Rights Foundation (HRF) criticó ayer a un grupo de paracaidistas y miembros del equipo de atletas estadounidense Red Bull, que se encuentran en Venezuela, en donde están entrenando, entre otros, a los hijastros y sobrinos de Maduro.

El director jurídico de Human Rights Foundation, Javier El-Hage, lamentó en una nota de la organización publicada en su página web que los atletas de Red Bull “probablemente atraídos por jugosas sumas de dinero y sin consideración alguna por la grave situación que padecen allí millones de personas” entrenen a familiares de quienes son responsables de “crímenes de lesa humanidad”.

En las redes sociales, mientras tanto, seguía circulando un vídeo de la quema y destrucción, en su mayoría a manos de estudiantes, de una estatua del fallecido presidente Hugo Chávez en la localidad de Villa del Rosario, en el estado Zulia, durante una protesta el viernes contra el régimen.

Jornadas

Tomas que dejan Zulia y Caracas

La excongresista opositora María Corina Machado toma parte en la marcha femenina en Caracas. Abajo, en Zulia, el calzado de la estatua de Hugo Chávez, lo único que quedó tras su derribo el viernes.