Vendedores de droga se innovaron en la pandemia

  Actualidad

Vendedores de droga se innovaron en la pandemia

La Policía encontró sustancias ilícitas en recipientes de reparto de comida a domicilio. Automotores fueron modificados para llevar alcaloides

DROGAS
Cantidades. En los últimos meses la Policía ha encontrado enormes cargamentos de droga que iban a ser transportados para el tráfico internacional.Cortesía

En el año de la emergencia sanitaria por la COVID-19 y de los tres meses de total confinamiento, la Policía incautó, como nunca antes, 128 toneladas de droga.

Para la distribución al consumo interno, en ciudades como Quito, hubo mecanismos de distribución que se acoplaron a la emergencia sanitaria.

El coronel Érick Benítez, subdirector de Antinarcóticos, explica cómo se camuflaba la droga. Dice que se usaron las aplicaciones de comida rápida, bicicletas, canguros, mochilas, o la portaban ciudadanos que parecía que hacían deporte.

El 9 de mayo de 2020 fueron detenidos dos extranjeros que se iban en moto a entregar comida rápida.

Portaban 15 kilos de marihuana. La empresa a la que decían pertenecer dijo que no estaban en su base de datos. Eran 12 bloques que iban dentro de la caja de entrega de alimentos a los clientes. Ellos fueron parte de los 8.831 detenidos por temas relacionados con drogas que hubo desde el 13 de marzo de 2020. En lo que va del año ya son 2.605 detenidos.

Benítez indicó que dentro de las limitaciones de transporte los casos de drogas siguieron. Delincuentes aprovecharon que la Policía, en la pandemia se concentró en evitar que la gente salga y el control no se dirigía tanto a los vehículos. Labores de inteligencia determinaron la nueva modalidad.

Con el cierre de las fronteras no disminuyó el ingreso de las drogas al país.

Érick Benítez,subdirector  Antinarcóticos

Pero si hubo innovaciones en la distribución de drogas para consumo interno, en el tráfico internacional de sustancias ilícitas ocurrió otro fenómeno.

El coronel Mario Pazmiño, exjefe de Inteligencia del Ejército, destacó que, a raíz de la pandemia hubo un represamiento del narcotráfico en los centros de acopio y también una disminución inicial en las plataformas internacionales. Manifiesta que esto se dio por la presencia de la Fuerza Pública en el control poblacional que evitaba que la gente salga a las calles y a las actividades normales. 

Pazmiño afirma que, sin embargo de eso, se descuidaron otro tipo de controles. Menciona, por ejemplo, el corredor del Pacífico sobre los puertos y aeropuertos. Para él, eso más bien facilitó el incremento de la salida de droga en una mayor proporción.

Esa es la razón, cree Pazmiño, para que en 2020 se dieran mayores incautaciones debido a que lo que estaba represado comienza a salir con el control de la Fuerza Pública sobre la población y abandonan los lugares que eran más propicios para el negocio ilegal.

Ernesto Pazmiño fue el defensor público penal durante el gobierno del expresidente Rafael Correa. Afirma que es evidente que las grandes mafias del narcotráfico se adecuan a la circunstancias de la pandemia. Dice que el negocio no se detiene, pues hay más avionetas que transportan droga y se observan mecanismos más ingeniosos.

Pazmiño considera que el problema “es que se incautan enormes cantidades de drogas pero los grandes narcotraficantes nunca son detenidos, se detienen avionetas pero nunca a los pilotos y ocupantes”.

GALAPAGOS

Medidas sustitutivas para cinco policías por la avioneta robada en Galápagos

Leer más

De ahí que opina que ellos hasta ‘recuperan’ sus aeronaves y se detiene exclusivamente a cientos de microtraficantes que también son víctimas de las grandes redes de la droga.

Añade que en este tema también se evidencia una justicia selectiva: dura con los débiles y débil con los duros. “La guerra y el prohibicionismo de las drogas han fracasado y no se debe insistir en algo que no funciona; es necesario encontrar mecanismos más eficaces y más humanos para evitar el consumo, como lo han hecho varios países”.

La lucha antidrogas de la Policía se ha topado con un problema desde el año pasado.

¿La razón? La reforma al artículo 220 del Código Orgánico Integral Penal (COIP). Las unidades del Sistema Antidrogas, cuando intervienen en delito flagrante y encuentran a una persona o grupo de personas con drogas tienen un inconveniente.

drogas

La Policía agarra a seis hombres que llevaban drogas en sus prendas de vestir

Leer más

Por ser el descubrimiento de las sustancias inmediato, hay la dificultad para obtener elementos de convicción que demuestren a satisfacción de los jueces que los sospechosos tenían el propósito de comercializar o colocar en el mercado las sustancias. La consecuencia es que termina la flagrancia y los aprehendidos salen libres. Por eso ya se piensa en la necesidad de nuevas reformas al artículo 220.

El detalle

Evidencias. Alrededor de siete toneladas de droga se han incautado en los últimos tres meses de este año.

Medidas

Sospechosos son liberados

En febrero pasado la Policía Antinarcóticos detuvo a cinco personas con media tonelada de clorhidrato de cocaína. La transportaban en el cajón de un camión en varios bultos.

En la audiencia de flagrancia el 2 de febrero todos recibieron prisión. Apelaron de la medida y el 19 de febrero tres jueces de la Corte de Los Ríos acogieron el recurso y dispusieron la libertad de los sospechosos. Los argumentos no se conocieron.