Actualidad

La valoracion medica de Glas en 8 puntos

El exvicepresidente es atendido en el hospital Carlos Andrade Marín. Se monitorea su salud, pero hasta ahora todo está estable.

Referencial. Luego de la fuga de Fernando Alvarado, Glas fue trasladado a Latacunga.

La madrugada de este 7 de noviembre el exvicepresidente Jorge Glas recorrió 107,6 kilómetros —que es la distancia entre Latacunga y Quito— para llegar finalmente al hospital Carlos Andrade Marín. Édison Ramos, director técnico médico del lugar, dio a conocer sobre su estado de salud.

Hasta el momento esto es lo que sabe de la valoración hecha a su llegada y los exámenes que se le siguen practicando:

- Despierto.

- Consciente.

- Orientado.

- Sin ningún tipo de deterioro neurológico.

- Signos vitales estables.

- Parcialmente hidratado.

- Biometría y química sanguínea se encuentran en parámetros normales.

- Presión arterial dentro de los rangos establecidos.

En general, Ramos destacó que de las evaluaciones hechas no arrojan “ningún dato que les llame la atención”. Aun así los controles continuarán: primero con una valoración nutricional y luego con la asistencia permanente de un especialista.

El funcionario precisó además, que “aquí el señor Glas es un paciente más” y que tiene garantizada la atención médica. Pero así como los demás pacientes, tiene derechos y uno de ellos explicó, “es mantener en sigilo sus datos personales”.

El traslado del exmandatario desde la cárcel de Latacunga hasta este hospital se dio en la madrugada, por lo que aproximadamente a la 01:30 llegó a Quito. Glas tiene una condena de 6 años por el caso Odebrecht. Aquella sentencia la venía cumpliendo en Quito hasta el 21 de octubre pasado que fue cambiando de centro de rehabilitación social.

La huelga de hambre

Desde el Twitter de Glas se ha explicado también su situación. Esa red social es manejada ahora por sus seguidores que aseguran que la huelga de hambre, que sostuvo desde su paso a Latacunga, provocó su descompensación.

Seguridad reforzada

Con el ingreso de Jorge Glas a esta casa de salud, la Policía Nacional ha colocado más uniformados en el sitio para resguardarlo. Hay patrulleros y motorizados en los alrededores.

html
html