Actualidad

La vacuna anima a los indígenas y comuneros en Cotopaxi

En algunas comunidades de Salcedo se mostraban reacios a la inoculación. Con charlas, visitas y perifoneos, dirigentes convencieron a sus compañeros

SALACHE
Explicaciones. Dirigentes de las comunidades indígenas organizaron reuniones y charlas para explicar a los miembros la importancia de la inoculación.Cortesía

En comunidades indígenas y campesinas, convencer a sus miembros que acudan a vacunarse, no fue fácil. Charlas, visitas puerta a puerta, reuniones, perifoneo, un pase la voz, anuncios. Dirigentes como Jorge Taco, de Salcedo en Cotopaxi, apelaron a todos los recursos para conseguir que accedan a la inoculación contra la COVID-19.

Así consiguió que el sábado 7 de agosto miembros de 10 comunidades se animen a vacunarse. La aspiración es que al menos 1.000 personas reciban la inmunización.

El acuerdo fue que dos brigadas médicas acudan a aplicar las fórmulas. Una en la Casa Comunal de Collanas desde las 09:00 hasta las 12:00 y otra en la casa comunal de Salache Barbapamba en el mismo horario. La convocatoria fue a todas las personas desde los 16 años en adelante. El requisito es llevar su cédula de identidad, señaló el dirigente.

Las 10 comunidades pertenecen a la Unión de Organizaciones de la Zona del Canal (Uorcizca) y agrupan a unas 10.000 personas. Un buen número de miembros se había mostrado reacio a la vacunación porque existía información confusa que circulaba en redes sociales.

Jorge Taco, dirigente de esa agrupación, dice que no se puede conocer cuántos de sus miembros han accedido a la inmunización y conseguir que muchos acepten la vacuna no le fue fácil. Además de las redes sociales, la negativa de los comuneros obedeció a mensajes de hijos o familiares que habitan en la capital.

La aplicación de dosis en las comunidades indígenas del país es posible gracias a la aplicación de una estrategia conjunta entre el Ministerio de Salud y la Secretaría de Derechos Humanos. El mes pasado, entre el 1 y 2 de julio, 126 miembros de la nacionalidad Waorani que habitan en la Zona Intangible Tagaeri-Taromenane de Orellana fueron de los primeros en recibir las fórmulas.

Para el 11 de julio en las comunidades de San Antonio, San Pablito de Agualongo, San Vicente Alto, Chinchinloma y Rumiñahui también fueron inmunizadas las personas mayores de 16 años.

Según información del Ministerio de Salud, hasta la semana pasada se ha vacunado en 15 nacionalidades y 18 pueblos indígenas kichwas con un total de 73.282 primeras dosis y 5.247 segundas dosis.

WhatsApp Image

El Gobierno dispondrá de $ 628 millones para acelerar la vacunación con el Plan Fénix

Leer más

Esas inmunizaciones habían otorgado una cobertura del 7,19 % de personas y el objetivo es acceder al 100 % de la población que, según el Censo 2010, se autoidentificó como indígena (alrededor de 1’018.176 habitantes).

El ministerio coincide con el dirigente Jorge Taco en que la información errónea ha provocado temor a la hora de aceptar la inmunización.

El Ministerio anunció que seguirán buscando aliados estratégicos para promover la importancia de la vacunación y desmitificación de información errónea.

Con las Fuerzas Armadas, el Gobierno impulsa el Plan Fénix, con el que se espera llegar a zonas de difícil acceso. El objetivo son al menos 800.000 pobladores de zonas rurales, comunidades aisladas y sitios urbanos periféricos de 80 cantones, en 17 provincias del país.

La vacunación masiva en el sector indígena alcanzará a toda la población a partir de los 16 años y a partir de los 12 con enfermedades agravantes.

Salud ha apelado a la presencia de intérpretes en idioma ancestral y mediadores culturales en los procesos de sensibilización y vacunación, tanto en comunidades y en centros o brigadas de vacunación.

La cartera de Estado también trabajó en la obtención de una aceptación informada comunitaria, que implicó la socialización de la estrategia de vacunación acordada con los líderes comunitarios. Jorge Taco es uno de los que trabajó con los miembros de su comunidad para conseguir resultados favorables.

Según los datos de Salud, Imbabura es la provincia en donde más vacunados existen, con 16.380 en primeras dosis y 955 en segunda. Le siguen Cotopaxi, Bolívar, Chimborazo, Tungurahua, entre otras.

Para saber

Coordinación

Salud impulsa con FF. AA. el Plan Fénix para vacunar en zonas de difícil acceso y acelerar el Plan de Vacunación.

Logística

Las FF. AA. pondrán alrededor de 3.000 militares y la logística de transporte posible.

Alcance

El plan apunta a 800.000 habitantes de poblaciones rurales, comunidades aisladas y zonas urbanas periféricas de 80 cantones, en 17 provincias.