Urdesa sufre por la nueva ordenanza

  Actualidad

Urdesa sufre por la nueva ordenanza

La exigencia de parqueos tiene en zozobra a los dueños de locales. El Municipio analizará ampliamente esta disposición.

Éxodo. Muchos locales de Urdesa están en alquiler, como el de la foto, o simplemente desocupados.

La ordenanza tenía un norte, el orden. Urdesa había crecido con rapidez, pero con anarquía. Este documento, aprobado el año pasado, buscaba, además de regularizar el funcionamiento de los más de 2.000 locales que existen en la ciudadela, que muchos de estos no utilicen parqueos de la propiedad privada.

Pero el objetivo se disipó estos meses en algunos casos. No solo hubo exilio de parte de los arrendatarios que no pudieron cumplir con las modificaciones que exige la autoridad; también hay zozobra, crisis, miedo e ira que viene de algunos dueños de esas propiedades. Sienten que se ha bloqueado a Urdesa con esa nueva ley local. Incluso la tildan de ‘inconsulta’.

Las reglas las dejó claras en una entrevista anterior el director de Urbanismo, José Miguel Rubio: los locales no regularizados, que alcanzan hasta el 20 %, y los nuevos debían adecuar su infraestructura durante este año y construir áreas de estacionamiento dentro de su propio terreno, siempre que este cuente con 30 metros cuadrados o más dentro de su área útil.

Para esto, el dueño del local tenía cuatro opciones: construir un estacionamiento subterráneo, uno en un piso superior, ubicarlo en la misma planta, o comprar o alquilar un terreno aparte para ese fin.

Enrique Pita, presidente de la Cámara de Construcción, fue uno de los primeros en prever la catástrofe que (a decir de los habitantes de Urdesa) ha generado esta ordenanza. “La inclusión de requerimiento de parqueos para negocios existentes y preexistentes en una zona comercial consolidada, con tasas de habilitación cedidas por el Municipio, es una exageración”, opinaba en declaraciones sobre el tema.

Hoy los residentes coinciden con él. “Se está irrespetando el principio universal de la retroactividad de la ley”. Habla a EXPRESO Víctor Hugo Briones. El Cabildo le pide que retroceda 4,5 metros de su local para poder cumplir con la exigencia del parqueo.

Briones encabeza una denuncia, a la que tuvo acceso este rotativo, que el pasado 12 de diciembre llegó al despacho del alcalde Jaime Nebot, en donde otros 20 propietarios de negocios de Urdesa pidieron al funcionario un diálogo para abordar este tema y la creación de una unidad de ayuda que analice cada uno de los casos, que cuente con personal técnico que tenga como característica “el espíritu de servicio” (esto porque sostienen ser víctimas de atropellos por parte de empleados de tres direcciones).

En el documento afirman que ahora les niegan los permisos para los locales, les exigen parqueos (teniendo sus papeles regularizados) o modificaciones simplemente inaplicables (como la de retroceder casi cinco metros). La presión es tal, aseguran, que muchos se han ido o enfermado. “Es una decepción no poder abrir nuestros negocios normalmente, porque el miedo a que vengan a clausurar en cualquier momento está ahí. Me he deprimido, he ido hasta donde el psicólogo por esto. He visto a mis vecinas llorar. Una pagó hasta $ 7 mil por los permisos y nada. No resuelve”, dice sobre el calvario Elena Hurtado, también propietaria.

El alcalde admitió conocer estos reparos de los habitantes de Urdesa. “Tienen que ver con los parqueos y eso lo vamos a estudiar detenidamente viendo ciertos casos donde es difícil cumplir con este requisito. Pero hay mucha gente que ha convertido sus hogares, al margen de la ley, en locales. Esta ordenanza los obliga a regularizar. No vamos a ir contra la comunidad. No haremos injusticias, pero haremos cumplir la ley”, adelantó.

Urdesa, el experimento

El plan de la Dirección de Urbanismo del Municipio es extender a otros puntos de Guayaquil el nuevo modelo de uso de suelo que rige en la ordenanza aprobada el año pasado.

Además de regularizar los negocios, plantea y pone en lista qué se permite y qué no en el ámbito comercial.

Esto puede resultar contraproducente si se analizan los antecedentes. Así lo estima el concejal por PAIS Gustavo Navarro.

“La ordenanza de Urdesa es la ordenanza nodriza del resto de regularizaciones que se harán dentro del perímetro urbano. La afectación que se evidencia es una muestra de lo que ocurrirá en otras zonas”.

Para saber

Quejas

Los propietarios de locales critican el proceder de algunos funcionarios. Afirman que pese a buscarlos, no dan audiencia inmediata a los casos o envían a voceros, sin que se solucionen sus inquietudes.

Extorsión

Afirman que existen empleados y gente cercana al Cabildo que piden hasta $ 3 mil para agilitar trámites o anular multas.