Universidad policial

  Actualidad

Universidad policial

El presidente Lenín Moreno en el último aniversario de la Policía Nacional ofreció crear una Universidad de la Policía y obsequiar un terreno en Samborondón para construirla.

Esta impulsiva oferta presidencial se suma a otras que no las ha cumplido, lo cual afecta su credibilidad, que está en franco deterioro y descenso. Guayaquil todavía espera que cumpla su ofrecimiento del tren playero y un viaducto y puente en el sur de la ciudad para conectar vías interprovinciales que faciliten el acceso de vehículos hacia la zona portuaria, aliviando el tráfico de ingreso a la ciudad.

No obstante la deficitaria crisis fiscal, también propuso en medio de un poco afortunado discurso en la Amazonía, que el Ecuador podría ser sede del Mundial de Fútbol del 2030, para cuyo efecto se uniría con Colombia y Perú, lo cual significaría entrar a competir con la propuesta de Uruguay, país sede del primer campeonato mundial de este deporte el año 1930, cuyo centenario quisiera recordarlo con este magno evento, para lo cual se uniría con Argentina, Paraguay, Chile.

Se desconocen las fuentes de financiamiento que el presidente tenga para concretar estas ofertas, si se considera que la palabra de la más alta autoridad del Estado debe estar revestida de la mayor seriedad, responsabilidad y mesura, salvo que esté optando por una maniobra de distracción política orientada a ganar tiempo para lo que parece ser su principal objetivo: terminar su período sin sobresaltos, aunque los graves problemas del país, en su mayoría heredados del anterior gobierno, como inseguridad, desempleo, endeudamiento, falta de liquidez monetaria, sigan creciendo.

La oferta de esta nueva universidad que agravaría las carencias de las ya existentes, lo obligaría a pensar en universidades especiales para otros sectores, como por ejemplo bomberos, deportistas, jueces, etc., a quienes también les gustaría escuchar en sus aniversarios iguales ofrecimientos.

El país preferiría haberlo escuchado ofreciendo fortalecer y modernizar las escuelas de Policía para una mejor y más profesional capacitación de su personal.