Una unidad cuarteada

  Actualidad

Una unidad cuarteada

Elecciones. Alejandro Domínguez ocupaba el cargo interino en el organismo por Napout. Ayer en los sufragios fue respaldado.

“La unión hace la fuerza” es un viejo aforismo que cae casi en la obviedad propia de lo perogrullesco. Sin embargo, se trata de una verdad elemental porque si dos cabezas piensan más que una y cuatro brazos mueven más que dos, es lógico que lo colectivo importa mucho para llegar a un fin, más que la solitaria unidad o que la minoría, por muy respetable que esta sea.

Y bueno, la oposición al Gobierno actual, que se presenta bajo el rótulo de Revolución Ciudadana, no ha iniciado sus intentos de unificación con los mejores resultados. Es decir, que no se ha levantado con pie derecho sino en falsete. Y así lo demostró la fallida convocatoria lanzó Pachakutik para el día miércoles 27 de enero, sin poderse siquiera instalar la mesa del diálogo que se había dispuesto con seis partidos invitados. ¿Cuál fue la causa de este fracaso inicial? Pues, el miedo de quienes se sienten más zurdos que la mano izquierda, de mezclarse con una derecha a la que califican de plutocrática y neoliberal. Es decir, para usar las palabras del mismísimo mandatario Rafico, quien ahora debe encontrarse más que gozoso ante lo ocurrido, que se trata de unir el agua con el aceite y lo blanco con lo negro, y hasta tratar de preparar, fuera de época de Semana Santa, la típica “fanesca”, que se cocina con la mayor cantidad y diversidad de granos que puedan encontrarse en los mercados.

Encima, porque las desgracias nunca vienen solas (como pensarán los decepcionados “unitarios”), al ser entrevistado, el “Chino” Nebot puso de manifiesto su rechazo a la inclusión de Lasso en este proceso de unidad que se inició en la Atenas, con lo cual quedaría el exbanquero fuera del tinglado. Usando la vieja frase de “piensa mal y acertarás”, algunos “politólogos” (o sea kikuyos de la política) habrían llegado a la conclusión de que en el fondo se trata de que el alcalde guayaco, a pesar de sus reiteradas declaraciones de que rechaza la tercera candidatura presidencial, pudiera considerarse a sí mismo como la figura más opcionada para derrotar a uno de los de la “terna” que ha presentado Correa para que sea su sucesor, como candidato de la “verde” AP. Y, como hemos visto, el postulado por CREO no quiere dar su brazo a torcer.

cazonf@granasa.com.ec