La ultima cruzada de PEP GUARDIOLA

  Actualidad

La ultima cruzada de PEP GUARDIOLA

“Tengo que agradecer a mis jugadores por poder estar otra vez aquí”, agregó el preparador catalán en una comparecencia conjunta ante la prensa con Tuchel y con los jugadores Jerome Boateng, del Bayern, y Marcel Schmelzer, del Dortmund.

En 2015, el Wolfsburgo alzó la corona en la Copa de Alemania, tras vencer al Borussia Dortmund, responsable de la eliminación en semis del Bayern Múnich.

La final de la Copa de Alemania contra el Borussia Dortmund será hoy el último reto de Pep Guardiola al frente del Bayern Múnich, y podría despedirse con su último título en Alemania si logra imponerse a los dirigidos por Thomas Tuchel.

“Una final siempre es algo especial, hace dos años ya estuve aquí y noté lo fuerte que era la atmósfera, es la locura”, dijo Guardiola en el Estadio Olímpico de Berlín, donde se jugará el partido.

“Tengo que agradecer a mis jugadores por poder estar otra vez aquí”, agregó el preparador catalán en una comparecencia conjunta ante la prensa con Tuchel y con los jugadores Jerome Boateng, del Bayern, y Marcel Schmelzer, del Dortmund.

Guardiola insistió en el mérito que tiene lo que ha hecho el Bayern en los últimos años, manteniendo la motivación alta tras el triple logrado en el último año de Jupp Heynckes y atribuyó ese logro ante todo a la personalidad de sus jugadores.

“No es necesario que un entrenador motive a estos jugadores, quieren siempre más”, dijo Guardiola.

“Tal vez la gente no se da cuenta del mérito de ello ni de lo difícil que era mantener la motivación alta tras ganar el triple con Jupp Heynckes y ellos lo han logrado y han ganado la Bundesliga tres veces con cuarenta millones de puntos”, dijo Guardiola, generando una carcajada en la sala de prensa.

El de hoy es, entre otras cosas, un duelo de maestro y discípulo, por la admiración reconocida que tiene Tuchel por Guardiola y por la buena relación que existe entre las dos.

Incluso, en una semana de receso de la Bundesliga se les vio comiendo juntos en un restaurante de Múnich y hubo quien quiso saber cuál de los dos se había impuesto en la discusión táctica.

“Schumann es uno de los mejores restaurantes de Múnich, creo que Thomas y yo comimos muy bien”, se limitó a contestar Guardiola mientras que Tuchel dijo que él, como invitado, no podía pronunciarse.

En todo caso, los dos admitieron que se extrañarán y que les harán falta los duelos que han tenido este año.

“Siempre mejoras cuando juegas contra el mejor y Pep es el mejor como lo muestran sus títulos. Claro que lo extrañaré”, dijo Tuchel.

“Tenemos que pensar en que podemos ganar la final y tenemos que exigírnoslo”, agregó.

Guardiola, por su parte, insistió en que en este momento está concentrado en la final y que en lo personal no significa nada que sea su último partido con el Bayern. EFE