Tropical Fruit le apuesta a lo ‘verde’

  Actualidad

Tropical Fruit le apuesta a lo ‘verde’

Oswaldo Menéndez Neale, gerente general DE TROPICAL FRUIT

Tiene 33 años, pero sobre sus hombros lleva el desafío y la responsabilidad de sacar adelante a la empresa que lo acoge. Hace un año, Oswaldo Menéndez aceptó la propuesta de ser el gerente general de Tropical Fruit, una de las exportadoras de banano más importantes del país que, bajo su mando, ahora se plantea nuevos retos en el mercado internacional.

Menéndez tuvo que acumular una basta experiencia antes de ser llamado a Tropical Fruit. Su carrera empresarial, cuenta, la inició a los 22 años en Costa Rica, luego de graduarse como ingeniero agrónomo en la universidad Earth; pero en Ecuador su gran escuela fue la exportadora Bonita. “Allí trabajé 7 años, empecé como supervisor de calidad de Piñas, pero fue la oportunidad que tuve para ir creciendo... Trabajando allá me contactaron para enfrentar este nuevo reto”.

A Tropical Fruit arribó hace tres años. En el 2015 recibió la propuesta de dejar su cargo como director de Operaciones y Logística para asumir las riendas de esta compañía. Menéndez sostiene que esta firma fue fundada por Edmundo Uribe hace 12 años. Empezó exportando varios tipos de frutas hasta hallar su ‘norte’ en el mercado bananero.

Por el cargo que había desempeñado, explica, pudo conocer de cerca la parte medular de la operación de la empresa, que enfoca su negocio en la exportación de plátano y banano (el convencional, orito y orgánico).

Entre los objetivos que se plantea está el seguir desarrollando estas últimas líneas de producción y venta. Sabe que la tendencia en el mundo es la demanda por productos orgánicos y ambientales. La estrategia, menciona, incluye seguir trabajando en la calidad del producto, pero también ser diferente en un mercado homogéneo y saturado por una fuerte competencia. Para ello, esta empresa trabaja desde el año pasado en la ampliación del número de sus certificaciones para seguir atendiendo a los mercados internacionales que demandan la fruta: Estados Unidos y norte de Europa (Alemania, Holanda y Francia). “Nos estamos preocupando por cuidar mucho la parte ambiental y social. Ya contábamos con Global Gap y Fair Trade (Comercio Justo), pero el año pasado decidimos iniciar un proyecto para certificar con Rainforest Alliance la sostenibilidad de nuestras fincas y este año acabamos de recibir nuestra certificación de huella de carbono”.

Menéndez habla de la dificultad de crecer en mercados donde el producto ecuatoriano va perdiendo competitividad a causa de sus altos aranceles, pero afirma que en su caso eso no ha sido impedimento para tener buenos resultados. “Actualmente estamos moviendo 200 contenedores semanales. Año a año estamos creciendo un 20%, un logro bastante saludable e interesante” que beneficia a los 100 trabajadores que conforman Tropical Fruit y los más de 380 productores que cultivan la fruta.