Tres lecciones de una sesion interminable

  Actualidad

Tres lecciones de una sesion interminable

Lectura. La secretaria de la Asamblea, Libia Rivas, en tres horas leyó el informe de la Comisión de Fiscalización y el documento de defensa de Carlos Pólit.

Sesión. Pasadas las seis horas de reunión, hubo muestras de cansancio.

Necesidad de reformas legales. Es una de las evidencias que dejó el juicio al excontralor Carlos Pólit tras el proceso de interpelación que llevó el pleno de la Asamblea, el domingo hasta la medianoche.

El debate se dividió en tres partes y dejó el mismo número de pendientes: procesos en marcha, reformas a normativas y nuevas responsabilidades que se deberán cumplir en el transcurso de los próximos días.

La primera parte estuvo marcada por la moción de censura presentada por el interpelante, Daniel Mendoza, asambleísta de PAIS. Su propuesta tuvo el voto favorable de 132 de los 133 legisladores presentes. Solo Marcelo Simbaña (CREO), se abstuvo. (ver entrevista)

La moción no solo que censuró a Pólit sino que, además, dispuso que el informe elaborado por la Comisión de Fiscalización durante la sustanciación del juicio político sea puesto en consideración de la Fiscalía.

Ese paso despierta una interrogante entre los miembros de la oposición: ¿para qué se necesita esa información cuando se sabe que la Fiscalía ya investiga a Pólit?

Además, dicta la decisión gubernamental, la censura al excontralor será enviada a los 12 países que están involucrados en el caso de corrupción de la constructora brasileña Odebrecht. Es un informativo a los países que ya tienen autoridades procesadas judicialmente de que en Ecuador se censuró políticamente a un funcionario.

La segunda lección, es la necesidad de reformas legales para que el juicio político tenga un impacto que trascienda los debates de asambleístas. Los legisladores del oficialismo sugirieron que se cambie la norma para que exista más control y transparencia, por ejemplo, en la Contraloría General.

“Vamos a trabajar ya en la reforma a la Ley de la Contraloría”, afirmó el asambleísta Franklin Samaniego. Silvia Salgado, aliada, respaldó esta iniciativa y dijo que el trabajo del organismo de control debe ajustarse a la realidad del país.

Visión que no fue compartida por el asambleísta del Partido Social Cristiano, Luis Fernando Torres. Él criticó que se ponga en duda el trabajo de la Contraloría como institución.

La oposición, en cambio, fijó sus dardos en el Consejo de Participación Ciudadana. Guillermo Celi (SUMA), Mae Montaño (CREO), Vilma Andrade (ID) y Raúl Tello (Unidos por Pastaza), afirmaron que el organismo es responsable de lo que ha sucedido con el excontralor. Coincidieron en que es necesario regular el funcionamiento de esa instancia.

Celi insistió en impulsar una consulta popular para que la ciudadanía decida si el Consejo debe seguir en funciones.

El oficialismo hizo otra propuesta de reforma para el Código de la Democracia. El legislador Manuel Ochoa dijo que se debe fijar una “verdadera sanción política a las autoridades que sean censuradas”. Planteó una “muerte civil”.

Dicha muerte hace que el sentenciado no pueda ejercer ningún cargo público por cinco años. “No es posible que una autoridad con el simple hecho de renunciar antes de ser enjuiciada reciba solo la sanción de censura y no tenga una pena”, afirmó.

¿Hay más responsables en el caso Odebrecht? Para la oposición, en toda esta “trama” debería responder el exfiscal, Galo Chiriboga. Así lo creen los asambleístas Vilma Andrade, Mae Montaño, Raúl Tello. “Chiriboga debe responder por sus omisiones”. Esa es la tercera tarea que dejan las casi ocho horas de sesión.

Fue una sesión de algunas muestras de cansancio y pocos inconvenientes. El más destacado, el de la primera vicepresidenta de la Asamblea, Viviana Bonilla (PAIS) y exdiputados que ahora están en las filas de la oposición. Ella, con una presentación de diapositivas, culpó a Luis Fernando Torres, Eliseo Azuero y Luis Pachala de estar detrás de la primera terna que encabezó Carlos Pólit.

Además, defendió al vicepresidente, Jorge Glas. Dijo que era honesto. A sus ojos, no es lo mismo el juzgamiento a Pólit por sus omisiones que querer endilgar la responsabilidad política al segundo mandatario. Tras eso, los parlamentarios de la oposición pidieron espacio de réplica.

“En juicio político no hay réplicas” precisó el presidente José Serrano (PAIS) antes de dar la palabra a Daniel Mendoza para la moción de censura. Pese a los reclamos de los legisladores que querían intervenir, Serrano, ordenó la votación y clausuró la sesión.

Yunda cuestiona la sesión

El asambleísta de Alianza PAIS, Jorge Yunda, decidió no asistir a la sesión de juicio político al excontralor del Estado, Carlos Pólit, en donde fue censurado con 132 votos favorables. El parlamentario mandó a su alterna Nancy Guamba.

Sin embargo, el legislador siguió la sesión por televisión y cuestionó el uso de recursos para la misma.

En su cuenta de Twitter señaló: “Tanta plata en asambleístas para censurar cuando ya está en Miami”. El mensaje que subió a su cuenta, luego fue borrado.

Sin embargo, algunos tuiteros recogieron otras imágenes con los criterios de Yunda sobre todo en los que escribe “cesión” y no “sesión”.

Esto señaló cuando le reclamaron, por las redes sociales su ausencia y manda a su alterna para suplirle. Guamba ya habría reemplazado a Yunda en otras tres ocasiones.

“Para su información cada cesión (sic) que va la alterna le pagan a ella y me descuentan a mí, y mi sueldo lo estoy donando”.