Actualidad

Tres abogadas mueren en accidente

Su amistad duró hasta la muerte. Tres abogadas, todas de 25 años de edad, habían festejado las fiestas de Guayaquil y la despedida de soltera de una de ellas cuando un accidente automovilístico terminó con su alegría en cuestión de minutos.

Lugar. Los dos carros cayeron a un costado de la vía tras el choque.

Su amistad duró hasta la muerte. Tres abogadas, todas de 25 años de edad, habían festejado las fiestas de Guayaquil y la despedida de soltera de una de ellas cuando un accidente automovilístico terminó con su alegría en cuestión de minutos.

El percance se produjo la madrugada de ayer, lo que fue reportado al ECU-911 que movilizó a los organismos de socorro. Al llegar al sitio, los agentes hallaron los cuerpos de María Paz Romo Palomeque, Diana Verónica Ortiz Jara y Ligia Estefanía Borja Álvarez, quienes estaban atrapadas entre las hojalatas retorcidas de un auto rojo, de placas GSP1834.

Según el primer reporte de la CTE, el accidente ocurrió cerca de las 05:00, en el km 41 de la vía Boliche-El Triunfo, cuando un camión de placas GSL8018 habría invadido el carril contrario e impactó de frente al auto en el que viajaban las jóvenes. El fuerte choque provocó que los automotores se arrastraran y cayeran a un costado de la vía. Las ocupantes del pequeño vehículo fallecieron al instante, mientras el chofer del camión huyó.

La fiscal de El Triunfo, Miriam Galarza, ordenó el traslado de los cuerpos al anfiteatro.

María Romo laboraba en el departamento jurídico del GAD Municipal de El Triunfo, donde cumplía funciones como asistente por más de un año. Se graduó como abogada este año, en la Universidad Católica San Pablo de La Troncal, igual que sus dos amigas.

La joven era hija de un conocido jurista del cantón y estaba comprometida para casarse en noviembre.

El alcalde de El Triunfo, Andrés Macías, llegó -ayer- consternado a la morgue. Reconoció a Romo como una excelente persona y profesional. El burgomaestre ayudó con los gastos fúnebres a los deudos de las tres víctimas.

Agustín Jara, abuelo de Diana Ortiz, relató que su nieta era la mayor de cuatro hermanos. La joven vivía en el recinto Cochancay de La Troncal.

Los cuerpos serán llevados hasta la Universidad San Pablo, donde serían velados varias horas y posteriormente sepultados en La Troncal y Cochancay, de donde eran oriundas. MUC