Actualidad

Tim Jones: “Una ciudad planifica en funcion de la migracion”

Este es de origen británico. Llegó a Guayaquil invitado por la Universidad de Especialidades Espíritu Santo (UEES) para dictar la conferencia ‘Future of cities’. Esta se desarrolló la tarde y noche de ayer. Habló sobre las megatendencias que se están i

Dirige Future Agenda. Autor de 10 libros y destacado conferencista en liderazgo de la innovación, plataformas de crecimiento y tendencias del futuro. Por más de 15 años ha trabajado con gobiernos, universidades y las más grandes multinacionales.

El contexto

Este es de origen británico. Llegó a Guayaquil invitado por la Universidad de Especialidades Espíritu Santo (UEES) para dictar la conferencia ‘Future of cities’. Esta se desarrolló la tarde y noche de ayer. Habló sobre las megatendencias que se están implementando en el mundo para proyectar a las ciudades del futuro.

- ¿Como especialista del futuro, qué le dice su bola de cristal acerca de cómo estará el mundo en un escenario próximo de no más de 10 a 20 años?

- Cuando uno mira hacia adelante puede ser fácil tener una perspectiva negativa. Alrededor del mundo existen en este momento tantos desafíos que lo hacen evidente. Sin embargo, cuando uno se acerca a especialistas en diferentes campos, estos se sienten muy positivos sobre la posibilidad de encontrar fórmulas adecuadas para enfrentar los desafíos. Solo hay que esperar que se llegue a un consenso sobre la dirección que se va a tomar.

- ¿Hay fórmulas definidas que puedan usarse como moldes adecuados para programar a la ciudad del futuro?

- No hay un diseño global porque ninguna ciudad es igual a otra, cada una tiene sus particularidades. Cuando piensas en ciudades debes considerar todos los factores que la afectan: transportes, alimentación, seguridad, educación...

- ¿Es posible que en Guayaquil se estén dando los pasos adecuados para construir la ciudad del futuro que requieren sus ciudadanos?

- Llevo apenas dos días en esta ciudad como para hacer una valoración de este tipo, pero sí conozco cómo ciudades con estructura y tamaño similares a Guayaquil reaccionan a la hora de planificar su futuro. Una de estas fórmulas es definir un plan de crecimiento que vaya a la par del nivel de migración. La ciudad tendrá que planificar en función del nivel de la ola migratoria que tendrá en ese porvenir.

- En Guayaquil la migración desarma la poca o mucha planificación que existe... ¿Este tema es solo de incumbencia del Gobierno seccional?

- En muchas ciudades del mundo ya existe la tendencia de que los gobiernos centrales ayudan a los municipios a planificar a partir de la migración que las afecta. Es más, hay ciudades que por las dimensiones a las que llegan, se convirtieron en más importantes que los países a los que pertenecen. Sus alcaldes y gobernantes locales tienen una estrecha relación y vinculación con el presidente. Porque la migración no es un tema que se origina en la ciudad, se convierte en una responsabilidad también del Gobierno central. Estos deben asegurar que el crecimiento de sus ciudades sea efectivo y coherente. De no hacerlo así, los problemas que se originen de ahí, tendrán un efecto en toda la población.

- ¿En qué tipo de situaciones debe enfocarse Guayaquil para proyectar de mejor manera la ciudad del futuro?

- Lo primero que deben definir sus planificadores es qué tan grande desean que llegue a ser Guayaquil. Hay ciudades en las que el gasto de la movilización y de transportación de alimentos es muy alto. Hong Kong tiene un 5 % de inversión en esos gastos, mientras que en Los Ángeles (Estados Unidos) es del 40 %. Hong Kong fue diseñada con la idea de entrelazar las necesidades y servicios. Los Ángeles no. Lo que me parece interesante es que esta ciudad no tiene limitaciones geográficas para su crecimiento. A diferencia de ciudades como Quito o Singapur.

- Guayaquil le ha apostado al turismo como una opción para mejorar sus opciones de futuro ¿Considera que esa es una buena meta?

- Dadas las particularidades que se tiene como país, y también como ciudad, no hay una razón para pensar que el turismo no sea una buen fuente para mejorar el movimiento económico y financiero. Aquí lo importante es plantear que no solamente se va a confiar en el turismo como la única fuente, sino con qué otras áreas se va a orquestar esta estimulación de fondos.

- ¿Y cuáles son esas otras áreas posibles?

- Combinar lo que ya se tiene a mano y que se consideran áreas potenciales. La agricultora, el turismo, los servicios financieros... Todo debe ser llevado a un nivel de excelencia.