El testigo protegido revela datos

  Actualidad

El testigo protegido revela datos

Doce de los 15 procesados por el presunto plagio de cuatro personas irán a prisión. Lo ordenó el conjuez de la Corte Nacional, Iván Saquicela.

Diligencia. Defensores de los procesados durante la formulación de cargos en contra de 15 sospechosos.

Doce de los 15 procesados por el presunto plagio de cuatro personas irán a prisión. Lo ordenó el conjuez de la Corte Nacional, Iván Saquicela.

Ellos son acusados por su supuesta participación en un operativo policial en una farmacia en el norte de Guayaquil, el 19 de noviembre de 2003, en el que, además, fallecieron ocho personas.

A los otros tres -incluido el exministro de Gobierno, Felipe Mantilla- el conjuez prohibió la salida del país y dispuso su presentación periódica.

Fue al finalizar la audiencia de formulación de cargos.

Allí el fiscal, Galo Chiriboga, identificó como Erwin Vivar a la persona que fue localizada en Venezuela y traído al país. Él aparecía como uno de los desaparecidos por la acción policial.

El fiscal contó la versión que recibió de Vivar.

Él fue parte de la organización que ese día asaltó la farmacia. Y vio a los policías que ejecutaron a varias personas.

¿Cómo se salvó? Le contó al fiscal que fue detenido por un agente vestido de civil y llevado a la Policía Judicial del Guayas. Allí fue torturado. Después fue arrojado, junto con Johnny Gómez Balda, al estero por agentes que le dispararon cuando estuvo en el agua.

Para salvarse, Vivar se cubrió con el cuerpo de Gómez Balda. Luego salió por el Batallón del Suburbio, buscó el auxilio de los vecinos y, finalmente, sus padres le ayudaron a salir del país.

Hace un año la Fiscalía lo ubicó en Venezuela e inició conversaciones para su regreso. Eso se concretó la semana pasada e ingresó en el sistema de Protección de Víctimas y Testigos de la Fiscalía General.

Para Luigi García, defensor del coronel Eduardo González, la narración del testigo es ‘medio novelesca’. El abogado adelantó que tendrá que explicar muy bien los detalles de lo que contó al fiscal.

Vivar tiene que rendir su testimonio anticipado. Se hará, según el fiscal, en la cámara de Gessell (habitación acondicionada para permitir la observación con personas) y García espera estar presente.

En los próximos 90 días se practicarán varias diligencias, incluyendo el rastreo en el estero Salado. Y el conjuez dispuso a la policía informar, cada 15 días, los esfuerzos para detener a cuatro prófugos.