Un test en saliva para saber si adelgazara

  Actualidad

Un test en saliva para saber si adelgazara

Andrés Arce fue durante cinco años médico de Emelec y ahora está al cuidado de los jugadores de la selección ecuatoriana de fútbol.

Andrés Arce Médico deportólogo

Andrés Arce fue durante cinco años médico de Emelec y ahora está al cuidado de los jugadores de la selección ecuatoriana de fútbol. Su experiencia como deportólogo le permitió conocer que no todos tienen la misma facilidad para perder peso. Un test en saliva puede ayudarlo a saber si es de los afortunados o no, dice este profesional, que cuenta con una licencia de la Universidad de California en este campo.

Es posible que dos pacientes con la misma cantidad de sobrepeso se decidan por incluir al ejercicio aeróbico y a la dieta en su rutina diaria, pero al final uno pierde libras y el otro no. ¿Por qué? Porque así lo dictan sus genes.

Andrés Arce resalta así la importancia de acudir a un especialista para saber cuál es la actividad recomendada para cada caso. “Si tienes un trastorno porque tu frecuencia cardiaca es muy elevada o si tus pies son planos, no podrás correr. Si tienes un paquete adiposo muy fino en las brazos, no puedes hacer fuerza con mancuernas o con pesas de tres kilos”, dice.

Y algo clave: si quiere darse una pequeña licencia para dejar el ejercicio, hágalo en cualquier otro mes, menos en diciembre. “La actividad física siempre busca irse en contra del estrés, la depresión y la ansiedad y esta época es de mayor estrés, depresión y ansiedad. Y si no nos ejercitamos, eso que sentimos se traducirá en aumento de peso”.

Este deportólogo da algunos tips para aplicar en estos días.

No deje el ejercicio. Al contrario, como es una época de excesos, aumente su actividad. Esto implica incrementar la parte aeróbica en el 20 %. Por ejemplo, si tenemos una rutina en la cual trotamos diez minutos diarios, aumentemos cinco minutos más a la semana.

Sea creativo. Incorpore ciertas actividades a la vida diaria: estacione el auto a un kilómetro del centro comercial o utilice las escaleras en lugar del ascensor.

No haga sobremesa. Hacerlo causa que comamos algo extra mientras conversamos.

No bajará en un día. La gente aumenta 700 gramos y decide al día siguiente hacer mucho ejercicio para perderlos. Primero, el peso se debe medir de manera semanal. Y si tenemos una cena fastuosa de carbohidratos, va a ser necesario que hagamos un esfuerzo de cuatro a cinco días (disminuir la cantidad de hidratos de carbono y otros alimentos que comimos de más en esos días y hacer ejercicios) para deshacernos de ese peso.