Termómetro 2021 del arte y la cultura

  Actualidad

Termómetro 2021 del arte y la cultura

Finaliza un año pandémico que recuperó la presencialidad. El trabajo colaborativo fue indispensable.  Se esperan políticas

3
‘Las Marujas Navideñas’, un clásico de estos días que cuenta con la actriz y gestora Juana Guarderas.CORTESIA

El coronavirus lo cambió todo. Replantearse en medio de los distintos protocolos de bioseguridad es aún un reto del cual no escapa la cultura, un sector sensible desde antes de la pandemia. Aún así, parafraseando a Andrés Calamaro, gestores y artistas continúan “en la misma dirección, la difícil, la del salmón”: nadar a contracorriente.

casa de la cultura

Tres candidatos fueron descalificados para elecciones de la Casa de la Cultura

Leer más

¿Cuáles han sido los retos? ¿Qué esperan para mejorar sus condiciones? Estas son algunas interrogantes que cierran un 2021, el cual cuenta con presencialidad -limitada- y que mostraría un mayor movimiento que el 2020 del encierro.

Juana Guarderas, actriz, gestora cultural y cabeza del Teatro Patio de Comedias, señala que los retos consistieron en la vuelta a la presencialidad y en el acoplarse a la virtualidad, teniendo en cuenta que el cara a cara es esencial en las propuestas escénicas. Igual criterio lo comparte la coordinadora de producción del Teatro Nacional Sucre, Fabiola Pazmiño, quien sostiene que el “lidiar con los aforos, su limitación, aumento y nuevas reducciones” resulta el principal obstáculo.

El Comité de Operaciones de Emergencia Nacional estableció un aforo del 75 % en museos y del 50 % en teatro y cines hasta el 23 de enero.

Toda dificultad saca el instinto de supervivencia y en medio de la crisis surgen nuevas oportunidades. En el caso de Guarderas, no solo fue el momento de ser parte de una plataforma de puestas en escena, sino de promover un espacio de acercamiento para las personas con discapacidad. ‘Teatro contigo’ fue la mejor forma de celebrar los 40 años del Patio de Comedias, un proyecto al que se sumó la gestora, el cual tiene como principio la accesibilidad universal y se concretó con fondos del IFCI y del Ministerio de Cultura de España.

Por su parte, Pazmiño resalta que este año fue la oportunidad para que los proyectos y artistas nacionales ganen espacio protagónico en sus carteleras. Los emblemáticos festivales de Jazz y Música Sacra y la Fiesta Escénica contaron en su mayoría con propuestas ecuatorianas. “Hay que resaltar el trabajo colaborativo y de redes, lo cual es lo que permite que nuestras actividades sigan vivas”, acota.

Con esto concuerda Roger Ycaza, vocalista de Mamá Vudú y de Frailejones y uno de los ilustradores más reconocidos del país, quien trabaja por “generar más espacios de comunidad, difusión y unión”: “No podemos avanzar si no tenemos objetivos claros, que aporten y beneficien a todos, debemos pensar integralmente”.

1 (5)
Mamá Vudú celebró con una gira los 20 años del mítico álbum ‘Aeroclub’.CORTESIA

Ese trabajo integral es el que permite tomar el riesgo por apostar en obras de gran formato. El actor Christoph Baumann, uno de los rostros más visibles en redes sociales con sus propuestas y por un pago justo a los artistas, cuenta su vivencia como público: “Me encantó que en un año difícil se monte una obra como ‘Nuestro pueblo’ en el Teatro Capitol. Grandes intérpretes y gran despliegue escénico, algo que ahora da miedo montar por la situación que vivimos”.

De ahí que Baumann rescata la importancia de seguir contando con los apoyos de organismos internacionales y embajadas; además de fomentar alianzas público-privadas y fortalecer mecanismos que le permitan a la empresa privada obtener beneficios al apoyar a proyectos culturales.

Guarderas, dejando en claro que su voz es testimonial más que de representación de un gremio, opina que resulta vital el ejecutar líneas de fomento diferenciadas. “Es importante diferenciar la necesidad de cada sector cultural, porque cada expresión responde a sus dinámicas”, dice la actriz, quien resalta el valor del teatro comunitario, el cual debería tener la misma relevancia de quienes trabajan profesionalmente en lo escénico, pero que comparten los mismos concursos y fondos cuando estos deberían estar mejor segmentados.

tesla

Seis mujeres demandan a Tesla por su "cultura" de acoso sexual

Leer más

El rol de los gobiernos, central y locales, también juega un papel importante, pues “el arte y la cultura pierden espacio por diferentes medidas de recorte”, manifiesta Ycaza, recordando que “el Estado debe tomar en cuenta que la cultura no es asunto de segundo orden, es primordial, y por tal motivo debe seguir trabajando en beneficio del sector cultural, en todas sus facetas, considerando al público”.

Condiciones del sector cultural

El Observatorio de Políticas y Economía de la Universidad de las Artes realizó por segundo año consecutivo la ‘Encuesta de condiciones laborales en trabajadores de las artes y la cultura’. Entre los resultados de estos estudios está que el 51 % de los encuestados tiene un trabajo adicional además del dedicado a la cultura

El 60 % de los consultados no puede ahorrar nada de dinero y solo el 30 % ahorra menos de $100. Un 59 % de los trabajadores no tiene ningún tipo de cobertura de salud, el 21% tiene seguridad social o lo paga voluntariamente y el 6 % paga un seguro privado.

También se reveló una percepción de pérdida de ingresos culturales para el período del 15 de marzo al 30 de abril de 2020, el de mayor incertidumbre y cuarentena por la pandemia, donde la mediana fue de $ 600.